La Confederación de Mujeres Indígenas denunció al Estado boliviano ante la CIDH por la vulneración de sus derechos

Por PBFCC

La presidenta de la CNAMIB, Wilma Mendoza Miro, denunció ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), al Estado Plurinacional de Bolivia por vulnerar sistemáticamente los derechos individuales y colectivos de las mujeres indígenas y de sus pueblos a través de la implementación de un Plan Nacional de Desarrollo Económico con una perspectiva puramente extractivista.

La presidenta de la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB) participó en la audiencia de la CIDH realizada en la ciudad de Santa Cruz, el 30 de marzo, donde explicó que el Estado vulnera los derechos de las indígenas permitiendo la aprobación de leyes y políticas públicas para las actividades mineras, petroleras, la ampliación de la frontera agrícola y ganadera en territorios indígenas y áreas protegidas sin la fiscalización de la legalidad, el cumplimiento de los procesos de la consulta previa, licencia ambiental o protocolos para prevenir impactos ambientales a las comunidades y la naturaleza.

“Esa agenda de reactivación económica extractivista está atentando contra la seguridad jurídica de nuestros territorios, nuestro modo de vida, nuestra seguridad física, nuestra biodiversidad, la seguridad alimentaria, el acceso al agua, economía y la libre determinación para decidir sobre el desarrollo local propio”, dijo Wilma Mendoza.

La presidenta de la CNAMIB también entregó un informe de casos de vulneración de derechos donde se describe los hechos, los derechos vulnerados e incumplimiento de las normativas que los protegen y las acciones de denuncia que han realizado las organizaciones indígenas y defensoras de derechos humanos y ambientales y que hasta el momento no han recibido la respuesta del Estado.

Autonomías

En la audiencia también estuvieron presentes el presidente de la Central Indígena de Comunidades Originaras de Lomerío (CICOL), Anacleto Peña Supayabe, y la Secretaria de Organización de la Subcentral del Territorio Indígenas Multiétnico (TIM), Rosalía Matene, quienes denunciaron la retardación del proceso para la consolidación de la autonomía indígena de sus territorios.

La demanda de autonomía lleva más de diez años y se ha vuelto un camino largo y tortuoso para el autogobierno y para poder atender con sus propios recursos las necesidades prioritarias como la salud y educación.

La Asambleísta Departamental Suplente por el pueblo chiquitano, Nélida Faldín, denunció la discriminación que sufren como mujer indígena al momento de ejercer su derecho de participación política en los espacios de decisión y que no puede incluir propuestas en beneficio de sus comunidades desde la perspectiva de sus planes de vida.

Esta participación es parte de la agenda trabajo de la CNAMIB para la defensa de los derechos humanos de las mujeres indígenas, próximamente se presentará un Informe de Casos de Vulneración de Derechos Humanos de Mujeres Indígenas de Tierras Bajas y Tierras Altas de Bolivia.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) realizó una visita “in loco” a Bolivia, para lo cual agendó audiencias con una amplia gama de representantes de la sociedad civil y víctimas de violaciones de derechos humanos en las ciudades de La Paz, Cochabamba, Santa Cruz y Sucre, en las mismas recogió información de la situación de vulneraciones de derechos humanos en el país. También agendó reuniones con autoridades del Estado.

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), órgano principal y autónomo de la Organización de los Estados Americanos (OEA) es la instancia encargada de la promoción y protección de los Derechos Humanos en el Continente Americano.