Celebración interreligiosa de solidaridad y justicia para la Amazonía

8 de diciembre de 2019, Madrid

Juan Carlos Alarcón, como miembro de la Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático, participó el sábado en una celebración interreligiosa de solidaridad y justicia para la Amazonía y su gente realizada en el marco de la Cumbre Social de los Pueblos, en Madrid, donde se desarrolla la COP 25.

Representantes de diferentes religiones invocaron los mejores augurios para la Amazonía y sus habitantes, resaltando que los impactos en esa región afectan a todo el planeta y no solo a quienes la habitan.

La Amazonia es la selva tropical más extensa del planeta, es considerada el pulmón del mundo porque absorbe millones de toneladas del dióxido de carbono presente en la atmósfera.

Amazonía

Tiene una extensión de más siete millones de kilómetros cuadrados a través de ocho países de Sur América, entre ellas Bolivia. Es el hogar de una inmensa riqueza de fauna y flora muchas de las cuáles no han sido descubiertos por el mundo científico, pero que son aprovechados por sus comunidades indígenas tanto en su alimentación como en su medicina tradicional.

Esta gran selva amazónica está amenazada por diversas presiones que ponen en riesgo su estabilidad y sus funciones ambientales desde diferentes puntos, en cada uno de los ocho países, se han generado aperturas para la extracción de sus recursos naturales y minerales como el petróleo, la madera, fauna y flora. La deforestación y los incendios provocada por la actividad agropecuaria la está devastando.

La Amazonía ya ha perdido más de 140 millones de hectáreas (1,4 millones de kilómetros cuadrados) de bosque húmedo tropical ponen en riesgo la producción de agua dulce, la regulación del clima mundial especialmente de las lluvias, la captura de dióxido de carbono de la atmósfera, entre otras consecuencias.

Datos

  • La Amazonía es un organismo integral, compartido por ocho países y una provincia francesa en América del Sur, que beneficia a todos los habitantes del planeta.
  • La región amazónica posee una enorme diversidad socioambiental y es un patrimonio estratégico tanto para el ámbito tropical de América del Sur como para el equilibrio del clima en la Tierra.
  • El ámbito amazónico debe ser entendido y planificado de una manera integral, transfronteriza y holística para fortalecer los valiosos servicios socioambientales que la Amazonía presta a la humanidad. La vigencia de diferentes visiones sobre el futuro de la Amazonía refleja un choque de paradigmas, razón por la cual es imprescindible producir información y conocimientos capaces de incidir sobre la generación de políticas públicas sostenibles.
  • Los actores que viven y actúan en la Amazonía tienen intereses divergentes, que deben ser armonizados.
  • Los Territorios Indígenas y las Áreas Naturales Protegidas ocupan más del 40% del espacio amazónico y desempeñan un papel fundamental para los servicios socioambientales que la Amazonía brinda al planeta.
  • Es necesario superar los enfoques fragmentados y promover iniciativas y procesos integrales -regionales, nacionales y transnacionales- que contribuyan al fortalecimiento de los Territorios Indígenas, las Áreas Naturales Protegidas y toda la Amazonía.

Fuente: Red Amazónica de Información Socioambiental Georreferenciada

Fotos: Miriam Jemio

Comparte este contenido: