Madre tierra

La crisis climática es la expresión más evidente del fracaso de un modelo de organización económica y política profundamente injusto, que a través del consumo sin límites de recursos naturales y de la explotación de las personas tiene como único fin la concentración de riqueza en una minoría. Es un reflejo de la crisis civilizatoria en la cual las élites y corporaciones, a través de los estados y el multilateralismo, han logrado un status-quo donde se concibe al crecimiento económico como única forma de lograr “desarrollo”, impulsando así un agresivo extractivismo, una acelerada ‘industrialización” y un mercantilismo opresor que, en los hechos, está empujando al planeta a un escenario de inhabitabilidad, y a las grandes mayorías de la humanidad a la miseria.

Noticias sobre el tema