Skip to content
Menu

«La Madre Tierra puede vivir sin la humanidad,
pero nosotros no podemos vivir sin ella»

XI FOSPA: Mujeres denuncian en el Tribunal Ético graves violaciones de derechos y territorios indígenas en la Amazonía

XI FOSPA: Mujeres denuncian en el Tribunal Ético graves violaciones de derechos y territorios indígenas en la Amazonía

Por PBFCC

Violaciones sistemáticas a sus derechos, sus territorios y sus fuentes de agua por actividades extractivas y violencia sexual a niñas abordan los siete casos que fueron presentados al Tribunal de Justicia y Defensa de los Derechos de las Mujeres de la Panamazonía en una sesión que se realizó el 14 de junio en la población de Rurrenabaque, Bolivia, en el marco del XI FOSPA.

El Tribunal Ético ha sido impulsado por una articulación de organizaciones de diversas vertientes que hacen parte de la Iniciativa de Acción de las Mujeres, que junto con otras ocho son los pilares del proceso del FOSPA.

Los casos presentados al Tribunal tienen que ver con avasallamientos de territorios y la explotación de bosques y contaminación de ríos, acciones que vulneran los derechos de las mujeres y sus territorios. El caso denunciado sobre la violencia sexual impune contra niñas peruanas del pueblo awajùn por parte de docentes de sus centros escolares, causó la indignación de los asistentes a la audiencia, sobre todo al conocer que las autoridades peruana justican esos delitos.

Las juezas del tribunal fueron Rosalía Matene y Ailin Vaca Diez (Bolivia), Cristina Gavancho y Lili Calderón (Perú), Carla Baré (Brasil), Luna Contreras (Colombia) y Manuela Villafuerte (Ecuador).

Caso 1. Avasallamientos en San Miguel de Velasco – Bolivia

Juana Menaca, lideresa de la Central de Comunidades Indígenas de Velasco, denunció que el territorio ancestral del pueblo indígena chiquitano sufre constante avasallamiento y superposición por personas foráneas que hacen desmontes, saquean la madera, afectando sus fuentes de agua.

“Son más de 100 comunidades fantasmas, nos las conocemos, pero 21 ya aparecen en la cartografía municipal”, dijo.

Menaca explicó que las actividades de los avasalladores provocan la aceleración de la crisis climática, la escasez de alimentos y destruyen la naturaleza, lo que empuja a la migración de animales.

Denunció también que las mujeres de San Miguel de Velasco son amenazadas por reclamar sobre  las arbitrariedades que comenten los avasalladores por lo cual pidió el respaldo del Tribunal para su seguridad.

Caso 2 : Violencias a mujeres del pueblo Wayoro – Brasil

La demandante Walda Wajuru, lideresa indígena, cacica del pueblo Wayoro, no presentó su caso personalmente ante el Tribunal, sino a través de breve video, debido a que fue víctima de un grave hecho de discriminación de la línea áerea que impidió abordar el vuelo hacia Rurrenabaque.

Eunice Guedes, de la Articulación de Mujeres Brasileras, fue la encargada de complementar el caso del pueblo Waroyo que desde hace dos décadas lucha por la titulación (demarcación) de sus territorios.

“Pedimos la demarcación inmediata para la seguridad del territorio indígena wayoro y justicia para las vidas perdidas de mujeres durante el contacto con los hombres blancos. Esta es una zona de frontera donde de forma constante sus animales son envenenados y se incrementan las amenazas de muerte”, manifesstó Guedes a nombre de la lideresa Walda Wajuru, quien está amenazada de muerte por denunciar las violaciones a sus derechos.

Caso 3: Defensa del río Marañón Perú

“Cincuenta años de explotación petrolera solo nos ha traído muerte, enfermedades y contaminación de ríos y territorios dañando el buen vivir en nuestro pueblo”, manifesestó Mariluz Canaquiri quien, junto a Emilsen Flores, denunció que la contaminación de su río ancestral está dañando de manera irreversible la vida de las mujeres del pueblo kukama.

El río Marañón, uno de los afluentes del Amazonas, es fundamental para la vida en el territorio del pueblo kukama en la región de Loreto lo cual se está viendo afectado por la contaminación causada por las actividades extractivas de petróleo y minería.

Las lideresas de la Federación Huaynakana Kamatahuara Kana, Mariluz Canaquiri y Emilsen Flores, pidieron la solidaridad de las organizaciones en su demanda al Estado peruano para que el Poder Judicial ratifique la sentencia en primera instancia que reconoce al río Marañón como sujeto de derechos.

Caso 4: Derechos de las mujeres en una paz que se diluye – Colombia

Zully Rivera, lideresa del pueblo nasa de la amazonía del Putumayo, presetó el caso de las mujeres que sobreviven a una crisis humanitaria por el recrudecimiento del conflicto armado luego del Acuerdo de Paz firmado por el gobierno colombiano con los grupos del Farc-Ep el 2016.

“Tenemos dificultades por el control territorial de grupos armados luego de que solo el 32 por ciento de los acuerdos de paz se están cumpliendo, acuerdos sobre los que no fuimos consultados los pueblos originarios”, explicó la lideresa.

Con mucho dolor explicó que esta realidad afecta directamente a las mujeres del pueblo nasa quienes están siendo desplazadas de sus territorios por el incremento de grupos armados que defienden los intereses del narcotráfico y de grandes multinacionales.

“Las mujeres estamos poniendo a nuestros hijos en una guerra que no nos corresponde y trae desarmonías a la madre tierra, a las comunidades, a nuestras familias. Vivimos violaciones a los derechos humanos y tenemos hermanas y hermanos que están siendo asesinados”, dijo entre lágrimas.

Rivera, visiblemente emocionada, manifestó su esperanza en que la sentencia del tribunal pueda contribuir a que se logre una verdadera paz y a que las mujeres ya no tengan que huir de la violencia desplazándose a otras regiones.

Caso 5: Despojo territorial al pueblo shuar arutam – Ecuador

Mujeres Shuar Arutam: cuerpos – tierras – territorios es el caso presentado por Ecuador, donde se habla de la explotación de la madera, petróleo, oro y cobre viene lo cual causa violación a los derechos del pueblo indígena shuar arutam.

Fanny Kaetat, lideresa shuar arutam, denunció el accionar de empresas mineras canadienses que llegan en busca de oro para que luego las concesiones sean explotadas por empresas chinas. En esa dinámica que impone el capital, se militarizan los territorios para expulsar a los pueblos con la anuencia de los gobiernos de turno.

La falta de seguridad, la división de las familias, las amenazas y la criminalización por oponerse a los proyectos mineros, son situaciones comunes que están viviendo las mujeres.

Fanny Kaetat pidió apoyo al Tribunal para que las empresas mineras suspendan sus operaciones y salgan de sus comunidades.

Caso 6: Violencia sexual a niñas en Condorcanqui – Perú

La lideresas indígenas Seferina Justo Dupis y Rosmery Pioc Tenazoa presentaron el caso de las niñas awajùn violadas por docentes de sus colegios. Contaron que las denuncias hechas ante las autoridades por los apus de las comunidades no ha frenado esta vulneración a sus derechos humanos ni promovido justicia y reparación integral para ellas.

Las más de 500 niñas víctimas viven en los territorios de los pueblos wampis y awajùn en las riberas de los ríos Cenepa, Nieva y Santiago en la provincia de Condorcanqui, Amazonas. Los hechos se han registrado desde 2017 y no han cesado pese a las denuncias, hay impunidad por la inacción del Estado.

A las violaciones, se suman la secuela de la transmisión del VIH/SIDA al 70% de las víctimas, entre las que se encuentran niñas de cinco años que han muerto por esa causa.

Las demandantes repudiaron las declaraciones hechas, días antes la sesión del Tribunal, por el ministro de Educación peruano quien dijo que las violaciones pueden ser una «práctica cultural» del pueblo awajùn, a quien demandaron una rectificación inmediata pues sus palabras mienten, además de naturalizar la discriminación y estigmatización a sus culturas. Este caso causó indignación en los presentes.

El Ministerio de Educación tampoco actuó ante las denuncias dejando en la impunidad a los docentes que perpetraron las violaciones.

Las demandantes manifestaron que el extractivismo trae violencias y trata de personas. “A gritos denunciamos y no encontramos justicia. Por eso estamos acá, en este Tribunal, porque no podemos callar; si las mujeres existimos es porque resistimos, y necesitamos estar unidas para impedir que siga esta impunidad”, dijeron.

Caso 7: Construcción de un túnel en el Parque Nacional Aguaragüe – Bolivia

Evarista Cadencia, capitán grande del pueblo Guaraní de Yacuiba; Milena Martínez, responsable de educación de la Asamblea del Pueblo Guaraní, y Mariela Melgar, responsable de género de la APG, las “Guardianas del Aguaragüe”, denunciaron el caso de la construcción de un túnel en el parque Aguaragüe, que amenaza con afecta los afluentes de agua.

Denunciaron que el pueblo guaraní no ha sido consultado y que tampoco recibió información sobre el proyecto caminero ni sobre los impactos ambientales, a pesar de que lo solicitaron en reiteradas ocasiones.

Pidieron que se deje sin efecto la construcción de esa obra porque afectaría los ecosistemas del Chaco y principalmente sus fuentes dea agua.

Comparte este contenido

Suscribirse
Avísame si

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments