Skip to content
Menu

«La Madre Tierra puede vivir sin la humanidad,
pero nosotros no podemos vivir sin ella»

X FOSPA declara emergencia climática en la Amazonía y traza acciones frente al extractivismo en los territorios indígenas

X FOSPA declara emergencia climática en la Amazonía y traza acciones frente al extractivismo en los territorios indígenas

Por: PBFCC

4 de agosto, 2022.- El X Foro Social Panamazónico (FOSPA), realizado en Belém do Pará (Brasil) entre el 28 y 31 de julio, presentó la DECLARACIÓN PANAMAZÓNICA DE BELÉM, documento en el cual los participantes exponen en siete puntos los problemas que enfrentan la Amazonía y sus habitantes, principalmente frente al extractivismo y la crisis climática.

“Declarar Estado de Emergencia Climática en la Panamazonía y su cumplimiento permanente para permitir su restauración activa y la protección de su biodiversidad en coordinación con los pueblos amazónicos y avanzar hacia un nuevo paradigma de relacionamiento con la naturaleza”, señala la primera de las 13 acciones planteadas en la Declaración Panamazónica de Belém.

Walter Limache, coordinador Nacional del Programa NINA, explicó que con la declaración de emergencia se busca llamar la atención de los gobiernos de los países amazónicos sobre el peligro en que se encuentra la Amazonía.  “Es un llamado a que los gobiernos reflexionen sobre el proceso de desarrollo que están impulsando para generar recursos económicos. Tienen que pensar en otras opciones porque está en juego la Amazonía no sólo para los pueblos de los países amazónicos sino para todo el mundo”, dijo Limache.

Los asistentes al X FOSPA -entre ellos indígenas, campesinos, activistas y organizaciones de la sociedad civil organizada de Brasil, Bolivia, Perú, Ecuador, Colombia, Venezuela, Guyana, Surinam y Guayana Francesa- analizaron en diferentes eventos la problemática que enfrenta la Amazonía y sus habitantes ante las políticas extractivistas de los gobiernos.

Tras cuatro días de análisis y debates elaboraron un documento de conclusiones que contiene 35 puntos: los primeros siete puntos describen la situación actual de la Amazonía, en la segunda parte plantean una propuesta política de 15 puntos y en la tercera parte presentan 13 acciones para evitar el saqueo de los recursos de la Amazonía y los territorios indígenas por parte de los Estados, así como la vulneración de los derechos humanos de los pueblos amazónicos.

“Hoy, la Amazonía está en su peor momento, devastada por gobiernos para quienes la naturaleza es una mercancía, y los derechos de los pueblos no tienen validez. Hasta hoy ningún gobierno ha garantizado el pleno ejercicio de los derechos de los pueblos amazónicos por la defensa de la madre naturaleza”, señala el punto 2 del documento “Declaración Panamazónica de Belém”. Por tal razón, hacen un llamado a los movimientos sociales a aprender de los errores y seguir luchando.

Una de las demandas de los participantes del X FOSPA plantea que los gobiernos implementen medidas contra la crisis climática y los derechos de la Madre Tierra frenando la deforestación, principalmente. Además, exigen que los gobiernos de los países de la Amazonía cumplan los compromisos asumidos en el plano internacional en el marco del problema del cambio climático.

Por su parte, Juan Carlos Alarcón, Secretario Técnico de la Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático (PBFCC), señaló que es necesario que los gobiernos reconozcan la situación de emergencia y crisis que se vive en la Amazonía. “Se tiene restaurar la Amazonía, para eso necesitamos políticas públicas específicas y recursos económicos para las acciones de recuperación”, expresó Alarcón.

En el caso de Bolivia, el Secretario Técnico de la PBFCC puntualizó que se tiene que parar la deforestación, generar la recuperación de los bosques y fortalecer la agricultura familiar. “Pero sin la gestión de bosques que hacen los indígenas no será posible recuperar la Amazonía”, enfatizó.

Por otra parte, exigen que se respete los derechos de los pueblos indígenas y que se aplique la consulta libre e informada. “Rechazamos las políticas públicas extractivistas de los gobiernos que atentan contra la vida y la naturaleza. Exigimos que se firme, ratifique, respete e implemente el derecho a la consulta libre, previa e informada, que incluye el derecho de veto por objeción de conciencia cultural en el marco de la libre determinación de los pueblos y demandamos mantener los hidrocarburos en el subsuelo y una Amazonía libre de minería”, describe el documento.

Wilma Mendoza, presidente de la CNAMIB, lee la Declaración del X FOSPA.

La delegación boliviana que participó en el X FOSPA en Belém estuvo conformada por más de 40 personas en representación de organizaciones indígenas y campesinas de la Amazonía Norte y Amazonía Sur, y organizaciones de la sociedad civil: la PBFCC (Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático), CIPCA, CENDA, Programa NINA, Fundación Solón, WWF Bolivia, Fundación Jubileo, REPAM Bolivia, IPDRS, CNAMIB (Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia),  We Effec, Red UNITAS, AJORA y PROCESO, entre otras.

Descargue el documento en español aquí

Comparte este contenido

Suscribirse
Avísame si

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments