Skip to content
Las mujeres indígenas de la CNAMIB lideran la organización del FOSPA en Bolivia

Las mujeres indígenas de la CNAMIB lideran la organización del FOSPA en Bolivia

Por PBFCC

Los problemas que enfrentan las poblaciones de la Amazonía son varios y alarmantes, entre ellos las actividades extractivas, el narcotráfico, la deforestación, la contaminación de los ríos con mercurio que está afectando a las comunidades indígenas y el impacto del cambio climático.

Estos problemas comunes y otros fueron parte del análisis que realizaron los miembros del comité internacional del Foro Social Panamazónico (FOSPA) en la reunión realizada en la ciudad de Santa Cruz, el mes pasado en el marco de la organización de la versión número once del FOSPA que se realizará en junio en la amazonía boliviana, bajo el liderezgo de la Confederación de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB).

La chiquitana Rosa Pachuri, en representación de su confederación, manifestó que es un honor para la CNAMIB asumir liderazgo en la organización del XI FOSPA y resaltó la importancia para las mujeres indígenas bolivianas ser escuchadas a nivel nacional e internacional.

La lideresa indígena explicó que las mujeres indígenas son las primeras en ver las necesidades de los territorios indígenas y cómo afecta la crisis climática, por tanto consideran que el FOSPA permitirá visibilizar esas problemáticas y encontrar posibles soluciones de manera conjunta desde cada uno de los nueve países amazónicos.

“Estos tres días fueron intensos. Hablamos sobre la problemática que hay en los territorios de los nueve países de la Amazonía. En todos los territorios tenemos problemas similares”, manifestó Clara Masay Méndez, lideresa de San Ignacio de Velasco y miembro de la CNAMIB. 

El compromiso que asumimos es replicar este análisis en nuestras regiones, lo que se busca es que todo el país se entere de lo que se trata el FOSPA, manifiesta.

Dorca Marupa, vicepresidenta de la CEMILAP y Rosa Pachuri, lideresa de la Chiquitanía y miembro de la CNAMIB
Dorca Marupa, vicepresidenta de la CEMILAP y Rosa Pachuri, lideresa de la Chiquitanía y miembro de la CNAMIB

Algunos problemas comunes

A Dorca Marupa, vicepresidenta de la Central de Mujeres Indígenas de La Paz (CEMILAP), le preocupa que las áreas protegidas, como el Madidi (ubicado al norte del departamento de La Paz), estén siendo invadidas por los mineros. “Como mujeres indígenas siempre vamos a proteger la naturaleza porque nuestra economía depende de ella al igual que nuestra salud porque usamos la medicina natural”, dice.

Desde el FOSPA cree que sus voces van a ser escuchadas y que sus demandas serán atendidas. “Como mujeres indígenas queremos ser escuchadas por el gobierno central, porque las leyes que protegen el medio ambiente no se cumplen, queremos que se cumplan porque los más afectados somos nosotros en las comunidades”, expresa la lideresa indígena de La Paz.

“Pedimos que las áreas protegidas se cuiden porque son el presente y el futuro de nuestros hijos, son fundamentales para nuestra alimentación y las medicinas”: Dorca Marupa, vicepresidenta de la CEMILAP.

El cambio climático es otro de los problemas que está afectando a sus cultivos. “Con el cambio climático se han echado a perder, principalemnte por la sequía y con los incendios fue doble ataque”, lamenta Marupa. Las comunidades indígenas están saliendo adelante con la ayuda de algunas instituciones.

Clara Masay Méndez, lideresa de San Ignacio de Velasco y miembro de la CNAMIB.

 

 

En tanto en la Chiquitanía, fuera de la sequía y los incendios forestales que enfrentan año tras año, otro de los problemas más grandes que enfrentan son los avasallamientos de sus territorios por los interculturales y extranjeros.

“No existe sanciones, no hay como frenarlos”, lamenta Massay cuando se refiere a quienes provocan los incendios forestales.

 

 

 

La crisis climática que vivimos como mujeres nos afecta muchísimo en diferentes sentidos. En las zonas chiquitanas es la falta de agua, no hay para el consumo humano peor para los animales”: Clara Masay Méndez, lideresa de San Ignacio de Velasco y miembro de la CNAMIB.

Hay esperanzas

Estas lideresas ponen sus esperanzas en que se buscarán estrategias conjuntas entre los países amazónicos y que se hará llegar la demanda a los gobiernos, aunque saben que los cambios no se darán “de la noche a la mañana”, pero están seguras que lograrán cambios porque ahora forman la lucha será de manera conjunta en los países amazónicos.

Tiene que haber un proceso hasta detenerlos para que no sigan talando los árboles, dice Pachuri. “Cuidamos nuestros árboles porque traen agua, por eso estamos en la resistencia las mujeres para que nuestros bosques no sean destruidos porque son los que atraen el agua”, explica.

Su esperanza es que lograrán su objetivo de llegar a los gobiernos sus peticiones, de ser escuchadas y que sus demandas serán atendidas.

 

La reunión internacional del FOSPA se realizó del 22 al 24 de febrero, con la participación (presencial y virtual) de los representantes de Brasil, Perú, Bolivia, Ecuador, Colombia, Venezuela, Surinam y las Guyanas.

En junio de 2023, la CNAMIB realizó el encuentro de mujeres indígenas en el marco de las actividades preparatorias al XI FOSPA.
En junio de 2023, la CNAMIB realizó el encuentro de mujeres indígenas en el marco de las actividades preparatorias al XI FOSPA.

El FOSPA es un espacio regional de articulación, reflexión e intercambio de las organizaciones sociales, pueblos indígenas, comunidades indígenas y activistas en torno a las problemáticas de vulneración de derechos humanos, territoriales y de la naturaleza en la Amazonía para generar propuestas e incidir en las políticas públicas en los países de la región para garantizar el ejercicio de dichos derechos, y preservar y restaurar este ecosistema. Pero también es sinergia, es resistencia, es solidaridad, es esperanza.

Conozca más en:

¿Qué es el FOSPA?

Comparte este contenido:
Suscribirse
Avísame si
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x