Skip to content
La PBFCC lanza una campaña para visibilizar la emergencia climática y promover la acción

La PBFCC lanza una campaña para visibilizar la emergencia climática y promover la acción

Por PBFCC

Frente al escenario crítico que se vive en el mundo y el país por efecto del cambio climático, la PBFCC lanzó una campaña comunicacional para visibilizar la emergencia climática y las acciones que se pueden realizar para enfrentarla.

“Los impactos negativos se han generalizados en muchos niveles, estamos hablando de agua, la producción de alimentos, pero también los propios ecosistemas, las coberturas de hielo, los océanos, la propia atmósfera ha cambiado de manera muy acelerada en los últimos 40 años y, según el IPCC, este no es un cambio temporal, sino forma parte de un patrón de profundización de una crisis que tendrá consecuencias devastadoras en la sociedad humana, entonces este es el escenario que tenemos enfrente”, señaló Marcos Nordgren, técnico de Incidencia Climática de la PBFCC, durante el lanzamiento de la campaña comunicacional.

Por su parte, Fredy Villagomez, director de CIPCA Altiplano, habló sobre los problemas que enfrentan los agricultores familiares. “Están sufriendo una terrible sequía que está destruyendo gran parte de sus cosechas más del 50% en algunos casos 100% del trigo, la fruta está perdiéndose y no han sido suficientes las reservas de agua y los sistemas de riego. Esto nos está demostrando que la adaptación tiene sus límites muy concretos y no será suficiente para enfrentar el problema estructural de una crisis climática cada vez más evidente la adaptación es cada vez más efectiva si es que las temperaturas continúan subiendo entonces es imprescindible profundos cambios en múltiples sectores”, explicó.

Manifestaron que, en el país, la economía del bosque y la agricultura familiar son salidas estratégicas en esta difusión, pero que todavía no somos suficientemente visibilizados en el contexto internacional es urgente por lo tanto priorizar los procesos de inclusión y de justicia climática. Se busca impulsar con cada vez más fuerza la restauración y gestión de los ecosistemas y los bosques, pero también los bofedales y también los ecosistemas de valles y de tierras bajas.

“También de emergencia climática que permite realmente empezar a trabajar en planes de emergencia para el agua planes de emergencia para la energía para los bosques y para la agricultura, además de otros sectores que también deberían ser atendidos de manera urgente y para esto tenemos propuestas en campañas paralelas que también vamos a continuar trabajando este año que son por la economía del bosque y por la agricultura familiar acompañada también de una propuesta de una transición energética que tiene que ocurrir”, expresó Nordgren.

En esta gestión se pondrá énfasis en la “emergencia climática” para poner el tema en la agenda pública nacional, en la agenda del Ejecutivo y de la Asamblea Legislativa. La PBFCC cuenta con una Propuesta de Ley de Emergencia Climática construida por ambas Plataformas Bolivianas de Cambio Climático, por nuestros miembros y aliados. Se busca que sea tratada por la Asamblea Legislativa en esta gestión.

Se busca abrir un escenario de diálogo respecto a los impactos y las estrategias frente a la crisis climática que deberán ser asumidas por el país en conjunto, para que se reconozca la crisis representada por el cambio climático y pueda ser identificada como un objetivo importante en el proceso de incidencia.

Las campañas de la PBFCC

La PBFCC trabaja, con mayor énfasis en los últimos años, en las campañas comunicacionales enfocadas en difundir información sobre el problema del cambio climático y sobre las acciones que se realizan para enfrentar la crisis climática en diferentes regiones del país, principalmente desde los territorios rurales: indígenas y campesinos.

  • 2019: Tu plato, tu planeta. Alimentación climáticamente responsable. Se realizó con diversas actividades que se concentraron principalmente en las ciudades de Sucre, Santa Cruz, Oruro, La Paz y Cochabamba.
  • 2020: Acción climática, información sobre el cambio climático y sus impactos. Se elaboraron cartillas informativas sobre el cambio climático, las NDC, se difundió información en las redes sociales a través de artes e infografías, y el producto estrella fue el programa televisivo “Pacto natural”, una coproducción con RPT, que tuvo dos temporadas. Actividades virtuales por la pandemia.
  • 2021: se puso más énfasis en la “Agricultura familiar, futuro sostenible” y en recoger las voces, los testimonios de los agricultores, conocer de primera mano los impactos y también las acciones para hacer frente al cambio climático.
  • 2022: sumamos a “agricultura familiar” a la “Frutos del bosque, economía del bosque”. Se realizaron eventos virtuales sobre diferentes temas que tienen que ver con la crisis climática, la agricultura y los bosques.
  • Volvimos a los eventos presenciales: presentación del documental “El destino de los nevados y la crisis climática” …
  • Campañas: Lo central es conocer de voz propia de los agricultores, recolectores, transformadores cómo les impacta los eventos climáticos y cómo lo están enfrentando: sus potencialidades y necesidades.

La importancia de la agricultura familiar

La agricultura familiar es vital para la seguridad y soberanía alimentaria, así como para enfrentar las crisis económicas, climática y de salud que actualmente atraviesa el país y el mundo. A pesar de su importancia, los agricultores familiares no reciben el apoyo necesario de los gobiernos.

Para alimentar al mundo de forma sostenible, se precisa un cambio urgente y radical en nuestros sistemas alimentarios. Las medidas transformadoras solamente serán eficaces si abordan un complejo conjunto de objetivos interconectados que abarcan dimensiones económicas, sociales y medioambientales. Los agricultores familiares son cruciales en esta cuestión.

En este contexto, la Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático (PBFCC) retoma la campaña “Fortalecer la Agricultura Familiar para afrontar la crisis climática y de la pandemia”, enmarcados en el Decenio de las Naciones Unidas para la Agricultura Familiar (2019-2028) y en lo estipulado en el Acuerdo de París.

Bajo el eslogan “Agricultura familiar, Futuro sostenible”, la campaña tiene dos objetivos:

  1. Visibilizar el enorme aporte de la agricultura familiar en el país, en los ámbitos económico, social, cultural, ambiental y de salud.
  2. Relievar su importancia estratégica para la seguridad y soberanía alimentaria de la población boliviana.

La importancia de la Economía del bosque

La campaña comunicacional denominada “Frutos del Bosque, Economía del Bosque” tiene el objetivo de visibilizar e impulsar la economía que se genera con los frutos de los bosques.

La campaña tiene dos objetivos específicos, el primero busca visibilizar el aporte de las comunidades indígenas y campesinas, que trabajan con los frutos de la Amazonía, a la Economía del Bosque, lo cual se refleja en los ámbitos económicos, sociales, culturales, ambientales y de salud.

El segundo objetivo busca relevar la importancia estratégica de los bosques como fuente económica y para la seguridad alimentaria de los bolivianos y bolivianas.

Mirtha Velásquez, representante de la Federación Departamental de Asociaciones de Productores, recolectores, transformadores y comercializadores de productos de la Amazonía del Beni (FEDAPABENI) informó que cuentan con ocho Asociación de Productores de frutos Amazónicos que, a lo largo de los años, han mejorado sus capacidades técnicas y organizativas para la gestión integral de los bosques amazónicos y territorios comunales.

Procesan el asaí, majo, copuazú y chila (harina de plátano de freír –conocido en La Paz como postre) y manteca de cacao y manteca de copuazú, y chocolate de cacao nativo o silvestre.

Estas asociaciones tienen su base en la ciudad de Riberalta e integra alrededor de 500 familias indígenas y campesinas, considerados como socios directos e indirectos

Hay estimaciones que señalan que una economía del bosque puede generar más de 2000 millones de dólares anuales, que es superior a los 1000 millones de dólares anuales de soya y ganadería. Considerando que en Bolivia se deforesta a un ritmo alarmante, dentro de esta Economía del Bosque no implica más deforestación como pasa con la amplificación de la frontera agroindustrial. Se gana más, sin deforestar.

Suscribirse
Avísame si
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x