Skip to content
Menu

“La Madre Tierra puede vivir sin la humanidad,
pero nosotros no podemos vivir sin ella”

IPCC: Para asegurar un futuro sostenible el mundo necesita recortar sus emisiones a la mitad antes de 2030

IPCC: Para asegurar un futuro sostenible el mundo necesita recortar sus emisiones a la mitad antes de 2030

Por: PBFCC

Tras una semana de sesiones plenarias en Suiza, el Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) presentó hoy su Informe de Síntesis (SYR) del Sexto Ciclo de Evaluación (AR6), el cual señala, entre sus principales conclusiones que “las temperaturas ya han aumentado 1,1 °C por encima de los niveles preindustriales y que se “prevé que la inseguridad alimentaria e hídrica provocada por el clima aumente con el calentamiento”; por tanto es necesario reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en 48% antes de 2030.

El aumentado de la temperatura en 1,1 °C es consecuencia de más de un siglo de quema de combustibles fósiles, así como de un uso desigual e insostenible de la energía y el suelo. Esto ha dado lugar a fenómenos meteorológicos extremos más frecuentes e intensos que han causado impactos cada vez más peligrosos sobre la naturaleza y las personas en todas las regiones del mundo.

El aumento de la inseguridad alimentaria e hídrica provocada por el clima se produce cuando los riesgos se combinan con otros fenómenos adversos, como pandemias o conflictos, se vuelven aún más difíciles de gestionar.

En ese marco, el Informe señala que: para una vía alineada con 1,5 °C sin superar ese límite o superándolo de forma mínima, se requiere de las siguientes metas:

  • 2030 = 48% de reducción de CO2
  • 2035 = 65% de reducción de CO2
  • 2040 = 80% de reducción de CO2
  • 2050 = 99% de reducción de CO2

 

Tabla: “Hay una ventana de oportunidad que se reduce rápidamente para permitir un desarrollo resiliente al clima”

 El informe define corto plazo como el período hasta 2040; y el largo plazo, como el período posterior a 2040.

“Este Informe de síntesis subraya la urgencia de tomar medidas más ambiciosas y muestra que, si actuamos ahora, aún podemos asegurar un futuro sostenible y habitable para todos”, señaló Hoesung Lee, presidente del IPCC, durante la conferencia de prensa de presentación del Informe.

  • Limitar el calentamiento global causado por el hombre requiere cero emisiones netas de CO2. Cuanto antes se reduzcan las emisiones en esta década, mayor será la probabilidad de limitar el calentamiento a 1,5°C o 2°C. Las emisiones de CO2 proyectadas de la infraestructura de combustibles fósiles existente sin reducción adicional superan el presupuesto de carbono restante para 1,5°C.

El Informe de Síntesis proporciona una visión general de los hallazgos de los informes de evaluación producidos por cada uno de los tres Grupos de Trabajo del IPCC —WGI: La Base de la Ciencia Física; WGII: Impactos, Adaptación y Vulnerabilidad; y WGIII: Mitigación del Cambio Climático—, y extrae líneas clave de información de los tres Informes Especiales producidos durante este ciclo: Calentamiento global de 1,5°C; Cambio climático y Tierra, y el Océano y la Criosfera en un clima cambiante.

El Resumen para Responsables Políticos (SPM) está estructurado en tres partes:

  • Estado actual y tendencias
  • Cambio climático futuro, riesgos y respuestas a largo plazo
  • Respuestas a corto plazo

Estado actual y tendencias

Algunos de los aspectos más destacados que presenta el informe:

  • No hay duda de que las emisiones antropogénicas alimentadas por la dependencia de los combustibles fósiles están generando estragos en el planeta. Las actividades humanas han causado inequívocamente el calentamiento global, con una temperatura de la superficie global que alcanzó 1,1°C por encima de las temperaturas industriales en 2011-2020.
  • El uso de combustibles fósiles está impulsando abrumadoramente el calentamiento global. En 2019, alrededor del 79% de las emisiones globales de GEI provenía de la energía, la industria, el transporte y los edificios, y el 22% provenía de la agricultura, la silvicultura y otros tipos de uso de la tierra. Las reducciones de las emisiones de CO2 de las medidas de eficiencia se ven empequeñecidas por el aumento de las emisiones en múltiples sectores.
  • El cambio climático está causando estragos, pero algunas personas y lugares se ven más afectados. Los rápidos y generalizados cambios en el planeta ya están afectando a los fenómenos meteorológicos y climáticos extremos en todas las regiones, causando efectos adversos, pérdidas y daños a la naturaleza y a las personas.
  • El cambio climático ha reducido la seguridad alimentaria y ha afectado a la seguridad del agua, y los eventos de calor extremo están aumentando las tasas de mortalidad y enfermedades.
  • A pesar de la creciente conciencia y las políticas, la planificación y la implementación de la adaptación están por debajo de lo que se necesita. Todavía existen brechas de adaptación y, a las tasas de implementación actuales, seguirán creciendo.
  • Los niveles actuales de financiamiento para el clima son muy inadecuados, y todavía superan en gran medida los flujos de financiación de los fósiles. La adaptación tiene límites en cuanto a lo que puede proteger de pérdidas y daños, pero el mundo se ha alterado lo suficiente como para que la adaptación deba ser prioritaria junto a la rápida reducción de emisiones.
  • Los planes existentes y las brechas de implementación conducen hacia un futuro peligroso. Las políticas y leyes que abordan la mitigación se han ampliado constantemente desde el Quinto Ciclo de Evaluación (AR5). Las emisiones de GEI en 2030 implícitas en las contribuciones determinadas a nivel nacional (NDC, por sus siglas en inglés) hacen que sea probable que el calentamiento supere 1,5°C durante el siglo XXI, y que sea más difícil limitarlo por debajo de 2°C.

Según el Informe de Síntesis, “No todo son malas noticias” debido a las energías renovables y otras medidas de mitigación. La energía solar y eólica, los sistemas urbanos eléctricos, la infraestructura verde urbana, la eficiencia energética, la gestión del lado de la demanda, la mejora de los bosques y la gestión de cultivos y pastizales, y la reducción del desperdicio y la pérdida de alimentos, son técnicamente viables, se vuelven cada vez más rentables y generalmente cuentan con el apoyo del público.

Cambio climático futuro, riesgos y respuestas a largo plazo

Entre los aspectos más importantes destacan:

  • Lo que se sabe sobre el límite de 1,5°C: El camino más ambicioso y el único alineado con el Acuerdo de París, da un 50% de posibilidades de limitar el calentamiento a alrededor de 1,5°C para finales de siglo sin rebasamiento o con uno limitado.
  • Las mejores estimaciones sobre el momento en que se alcanza el nivel de calentamiento global de 1,5 °C se sitúan a corto plazo, que en este informe se define como 2040 o antes. Con emisiones muy elevadas, la temperatura media global en superficie alcanza 1,5°C se sitúa en la primera mitad de la década de 2030.
  • Las temperaturas más cálidas traen extremos, inestabilidad e imprevisibilidad. Un mayor calentamiento trae consigo un ciclo hídrico global impredecible, sequías e incendios, inundaciones devastadoras, eventos extremos del nivel del mar y ciclones tropicales más intensos.
  • Implicancias para la gestión del riesgo climático en un mundo más cálido. Ve que los impactos proyectados y las pérdidas y daños relacionados aumentan con cada incremento del calentamiento global.
  • Hay menos opciones en un mundo más caliente. Las opciones de adaptación que son factibles y efectivas hoy en día lo serán mucho menos con el aumento del calentamiento global.

Respuestas a corto plazo

  • El trabajo es vital, urgente y posible. Todavía hay un futuro resiliente y habitable, pero las medidas adoptadas en esta década para ofrecer recortes de emisiones profundos, rápidos y sostenidos representan una ventana que se estrecha rápidamente para que la humanidad limite el calentamiento a 1,5°C con un exceso mínimo o nulo.
  • Si se retrasa la acción, las pérdidas y los daños aumentarán, y los sistemas humanos y naturales adicionales alcanzarán los límites de la adaptación. Los desafíos de las acciones de adaptación y mitigación retrasadas incluyen el riesgo de escalada de costos, bloqueo de infraestructura, activos varados y la reducción de la viabilidad y eficacia de las opciones de adaptación y mitigación.
  • Sin acciones de mitigación urgentes y significativas y acciones de adaptación aceleradas, las pérdidas y los daños seguirán aumentando, particularmente en África, los países menos desarrollados (LDCs, en inglés), los pequeños Estados insulares en desarrollo (SIDs), América Central y del Sur, Asia y el Ártico, y afectarán de manera desproporcionada a las poblaciones más vulnerables.
  • La mitigación profunda, rápida y sostenida, y la implementación acelerada de las acciones de adaptación en esta década reducirían las pérdidas y daños futuros del cambio climático para los humanos y los ecosistemas. Este trabajo debe comenzar esta década, ya que las opciones de adaptación a menudo tardan mucho tiempo en implementarse.
  • Financieramente, acelerar los planes en esta década y a corto plazo tiene sentido, pero a menos que se planifique cuidadosamente, podría ser perjudicial. Los beneficios económicos para la salud humana de una mejor calidad del aire de las acciones de mitigación pueden ser del mismo orden de magnitud que los costos de mitigación, y potencialmente aún mayores.

La palabra del Secretario General de la ONU

Ante el contexto descrito por el Informe de Síntesis del IPCC, António Guterres, Secretario General de la ONU, manifestó, entre otras cosas, que se puede “salvaguardar a las comunidades más vulnerables y aumentar la financiación y las capacidades para la adaptación y las pérdidas y los daños”.

También mencionó que se pueden promover reformas para garantizar que los bancos multilaterales de desarrollo proporcionen más subvenciones y préstamos en condiciones favorables y movilicen plenamente la financiación privada.

Entre otros aspectos que Guterrez dijo que se puede hacer:

– Reponer el Fondo Verde para el Clima este año y desarrollar una hoja de ruta para duplicar la financiación de la adaptación antes de 2025.

– Proteger a todos con sistemas de alerta temprana contra desastres naturales en cuatro años.

– Implementación del nuevo fondo de pérdidas y daños este año.

– Cuanto más esperemos en cualquiera de estos temas cruciales, más difícil será.

– La transición debe abarcar toda la economía.

En menos de nueve meses, los líderes se reunirán en la COP28 para el primer balance global del Acuerdo de París.

“Nunca hemos estado mejor equipados para resolver el desafío climático, pero debemos pasar a la acción climática a la velocidad de la luz ahora. No tenemos un momento que perder”, remarcó el Secretario General de la ONU.

Comparte este contenido

Suscribirse
Avísame si

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments