En el TIPNIS recibieron con alegría la sentencia del Tribunal Internacional

mache

La sentencia del Tribunal Internacional por los Derechos de la Naturaleza (TIDN) fue recibida con alegría por quienes viven en las comunidades del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS). El documento que exige el cese de la construcción de la carretera Villa Tunari-San Ignacio de Moxos fue leído en la ciudad de Trinidad ayer a las 10 de la mañana. Allí se reunieron mujeres y hombres que viven en el territorio y que pudieron acercarse al Cabildo Indigenal de la capital beniana. “La verdad es que me siento contenta por escuchar la sentencia que dio el Tribunal para nuestro territorio. Las hermanas y los hermanos que ahora están en las comunidades, yo sé que también se van a sentir contentos al saber esta gran noticia. Nos sentimos contentos, porque para nuestro territorio ahora hay una sentencia que dice que el Presidente (Evo Morales) está violentando nuestro territorio. Pero no podemos decir que estamos satisfechos. Porque no sabemos si nuestro Presidente va a cumplir… aunque tal vez él diga que ‘sí’, pero eso no quiere decir que lo va a cumplir”, expresó la comunaria Julia Molina.

“No se trata solamente del TIPNIS. Hay otros territorios que están sufriendo lo mismo que nosotros. Quiero pedirle a las hermanas y hermanos que no desmayen, que sigamos adelante en la lucha para defender nuestros territorios. Sabemos que allí, donde están nuestros hermanos, están de pie luchando por nuestro territorio”, aseguró Molina, quien fue presidenta de la Subcentral de Mujeres del TIPNIS.

Una lucha iniciada en 1990

Fernando Vargas era presidente de la Subcentral TIPNIS en 2011, cuando se realizó la Octava Marcha Indígena, que fue brutalmente reprimida por la Policía Nacional en Chaparina, un poblado beniano cerca del límite con La Paz. Por las vejaciones y violencia que debieron padecer las y los mil marchistas, nadie respondió nunca por parte del Gobierno nacional. Por ello, la sentencia del TIDN exige, entre otros puntos, que se esclarezca este caso y sean juzgados quienes correspondan por los delitos allí cometidos, aquel inolvidable 25 de septiembre.

“Primero, creo que tenemos que agradecer a todos los hermanos que lucharon desde el movimiento de 1990, todos aquellos hermanos que iniciaron una lucha incansable que ha hecho que en Bolivia existan los territorios indígenas. Segundo, quiero destacar la consecuencia de las hijas e hijos que han venido luchando en las sucesivas marchas. Las dos últimas, en 2011 y 2012, fueron marchas totalmente desastrosas para los pueblos indígenas, gracias a un Gobierno entre comillas ‘indígena’. Me satisface que haya llegado a esta determinación un Tribunal creado en Bolivia, en Tiquipaya, cuando se hizo una Conferencia Internacional sobre Cambio Climático. Ahí fue creado por el propio presidente don Evo Morales”, recordó don Fernando Vargas.

Qué es el TIDN

“Este Tribunal Ético tiene por principios observar, redirigir, recomendar, sobre políticas que vayan en contra de la Naturaleza y la Madre Tierra. Y justamente Bolivia fue un país observado por este Tribunal. El año pasado ya ha estado una Comisión del Tribunal dentro del TIPNIS, en Trinidadcito. Pero no logró llegar al Polígono Siete, donde tenía que ver los tres puentes que ya se construyeron dentro del territorio. La Comisión se había informado de que ya está en construcción la carretera, pero no pudieron llegar. Para el informe que elaboró esta Comisión, el ministro de Gobierno, Carlos Romero, no quiso darles la información necesaria. ¿Qué dijo el Gobierno sobre este Tribunal? Dijo que era un Tribunal de ONG, que no tenía asidero real. Claro, tenía que decirlo, porque no le convenía a este Gobierno aceptar una observación dirigida a sus políticas extractivas y de vulneración de la Madre Tierra y la Naturaleza”, dijo el expresidente de la Subcentral TIPNIS.

“Quiero agradecer a este Tribunal por su valentía al exigir la paralización inmediata de la construcción de esta vía caminera por medio del TIPNIS. También quiero agradecer por pedir la abrogación de la Ley 969, que abre las puertas para que entren empresas particulares, estatales, de personas privadas, a explotar recursos naturales en nuestro territorio. Otro elemento importante es la paralización inmediata del avance de la colonización en el Polígono Siete, así como la identificación y sanción a los autores de la vulneración de Derechos Humanos en 2011 en Chaparina”, expresó el dirigente del pueblo Mojeño Trinitario.

“Yo quisiera que muy pronto salga una ley para que este Tribunal Internacional sea legalmente constituido y no solo sea de ética. Quisiera que dicte sentencias de cumplimiento obligatorio para todos aquellos países que hayan firmado el Acuerdo de Tiquipaya”, dijo.

Y concluyó don Fernando: “No descansemos en nuestra lucha, porque es nuestra lucha. Los parques y territorios indígenas son de todo el pueblo boliviano. Tenemos que defenderlos, porque los territorios indígenas hacen a la existencia de los pueblos indígenas en este país”.

En San Ignacio de Moxos

Edgar Izurieta trabaja en el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA) en Beni. Anoche, él participó de la presentación de esta sentencia en San Ignacio de Moxos, que es la población hasta donde llegaría la carretera que atravesaría al TIPNIS y se inicia en Villa Tunari, Cochabamba.

Además de la alegría en las y los indígenas del TIPNIS, Izurieta destacó que la población de San Ignacio, antes ferviente defensora de la carretera, ya no la exige tanto. Más bien, reclaman proyectos de desarrollo local, que urge allí como en otras partes de Beni.

“Hay instituciones que antes eran contrarias a la demandas de los indígenas. Pero ahora muestran cierta sensibilidad a raíz de esta sentencia, entre otros elementos. El presidente de la Federación de Juntas Vecinales (FEJUVE) de San Ignacio expresó su respaldo a la lucha de los pueblos indígenas. Pero anteriormente esta organización era contraria a la defensa que hacía el TIPNIS de su territorio. Ahora, la FEJUVE piensa que es mejor plantear alternativas de desarrollo para Moxos, no solamente carreteras”, indicó el técnico. Y agregó: “Hubo una respuesta positiva de la sociedad mojeña ante esta sentencia del TIDN”.

Se espera una respuesta del Gobierno nacional a esta sentencia del TIDN. Aunque probablemente se aferre a la estrategia burocrática de negar la existencia de este Tribunal creado por la sociedad civil de todo el mundo. La sentencia completa se encuentra en este enlace.

 

Comparte este contenido: