Skip to content
Menu

«La Madre Tierra puede vivir sin la humanidad,
pero nosotros no podemos vivir sin ella»

CONAMAQ Orgánico: “Esta lucha no es solo para los indígenas”

CONAMAQ Orgánico: “Esta lucha no es solo para los indígenas”

Jóvenes de los suyus del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ) se reunieron en la ciudad de Cochabamba para debatir sobre la situación en sus territorios y para elaborar propuestas. Expresaron su rechazo a los cultivos transgénicos y a la planta de energía nuclear promocionados por el Gobierno nacional, así como la devastadora técnica para explotar yacimientos gasíferos conocida como “fracking”. Y reclamaron mayor participación en la toma de decisiones que afectan a ellos, sus familias y sus casas.

Las y los 50 jóvenes que participaron del encuentro provenían de diversas regiones de las tierras altas. Al inicio de la reunión, algunos tenían un poco de timidez para expresar sus pensamientos. Pero pasadas pocas horas, se largaron a contar, compartir, analizar y -muchas veces- indignarse por las políticas públicas que padecen en sus territorios sin haber sido consultados en absoluto, lo mismo sus padres y autoridades originarias.

La mayoría de las y los jóvenes presentes tuvieron que dejar sus ayllus para continuar sus estudios en centros urbanos. Pero ello no les hace olvidar de sus raíces, en comunidades lejanas adonde el Gobierno solamente llega para presionar: si quieren proyectos productivos deben votar por el Movimiento Al Socialismo (MAS).

A menudo, las ciudades dan la espalda a las y los jóvenes originarios, que deben soportar los golpes de la indiferencia, el abuso y la postergación para cumplir su derecho a educarse según la currícula del Estado “plurinacional”.

“Me pareció muy bien la manera en que todos los jóvenes socializamos, evaluamos cómo fortalecernos desde abajo junto con la gente de suyus y ayllus. No vamos a derrumbarnos, vamos a seguir adelante y más unidos”, dijo Ronald Sandino Paredes Loayza, del pueblo Afro.

Nacido en la zona de Palos Blancos, Ronald ingresó en 2010 al Colegio Militar de La Paz. Él soñaba con algún día ser General, pero las sistemáticas torturas que en los cuarteles se infligen a título de “entrenamiento” le causaron al joven una lesión de un centímetro en el coxis. Por ello tuvo que abandonar su carrera en el Ejército. Y debería operarse de la cadera, pero no tiene los recursos económicos necesarios.

“Recordarlo a veces me da tristeza. Cuando nos daban permiso de francos, no tenía adónde ir porque no era de la ciudad. Entonces me iba a la terminal de buses o a plazas para pasar la noche. Me pasaba todo el día por la calle caminando. Hasta por último amanecía en discos para que no me pase nada. Yo no tomaba, solamente me quedaba ahí con mis compañeros”, relató el joven de 26 años. Actualmente, Ronald cursa el último año de Contaduría en el Instituto Técnico Monseñor Jorge Manrique, de Palos Blancos.

Papeles no, acciones sí

Valeria Ambrosio Choque, de 18 años, es del suyu Charcas Qhara Qhara, en el norte de Potosí. Este año espera continuar sus estudios en la Universidad Mayor de San Andrés (UMSA), en la ciudad de La Paz. “Me ha gustado la participación. Al principio, algunos estábamos con miedo, quizás porque muchos no nos conocemos. El debate ha sido super interesante. Cada uno ha dicho su interés y su opinión”, comentó ella sobre el encuentro, que incluyó algunos momentos de fútbol mixto, bailes y músicas originarias.

“Nosotros no queremos hacer papeles, queremos hacer acciones. Tenemos muchos planes en lo político, en lo económico y en lo orgánico. Queremos la unidad del CONAMAQ. Pero ello no va a ser posible si la organización no es independiente en lo económico. Hemos dicho que en cada suyu debemos abrir empresas sociales. Para ello, sabemos que en cada municipio hay un pequeño fondo destinado a apoyar a los jóvenes. Pero los jóvenes a veces no estamos muy bien informados. Y el Alcalde por sí solo no nos lo va a dar, porque para él mejor si no nos da”, evidenció Valeria.

Agregó: “Aún nos falta mucho. Tenemos que socializar nuestra resolución en los ayllus y día tras día aprender más”.

Ella hizo la secundaria en Uncía. Ahora tendrá que mudarse a La Paz. “Lamentablemente, donde vivo el tema educativo no es tan fuerte. Ahora tengo que ir a la ciudad para después ayudar a mi pueblo. En mi pueblo (Carcoma, en Potosí) estamos un poco desunidos porque han intervenido los partidos políticos”, dijo.

Resolución

“Nos alegramos de que nuestros jóvenes estén con nosotros, fortaleciendo al CONAMAQ Orgánico. Ellos son la fuerza, son energía”, dijo Nilda Rojas, Arquiri Apu Mama T’alla. “Lo que más rescato de la resolución es el rechazo a los transgénicos, al fracking, a la planta nuclear. Porque son perjudiciales, dañan y matan a nuestra Madre Tierra, al agua, a la vida. Esta lucha no es solo para los indígenas originarios, sino para toda la humanidad”, consideró.

En su documento, las y los jóvenes del CONAMAQ también demandaron “la resolución de competencias sobre Jurisdicción Indígena Originaria, respetando los derechos constitucionales de los pueblos al ejercicio de nuestras formas propias de autoridad, toma de decisión y control”.

En su encuentro, concluido el 27 de enero pasado en Quillacollo, Cochabamba, también definieron “respaldar al Consejo de Justicia Originaria, conformado en Sucre el 19 de enero de 2014, como instancia colegiada para la construcción del modelo de justicia originaria de nuestros pueblos y complementaria a la justicia ordinaria de Bolivia”.

(Equipo de Comunicación Indígena Originario)

Suscribirse
Avísame si
guest

0 Comentarios
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x