Skip to content
Sociedad civil demanda una ley del agua, proteger las zonas de recarga hídrica y priorizar el uso para el consumo humano y la alimentación

Sociedad civil demanda una ley del agua, proteger las zonas de recarga hídrica y priorizar el uso para el consumo humano y la alimentación

Por PBFCC

El Encuentro nacional por el agua y la vida culminó con una declaración de 26 puntos que demandan una ley del agua, que se priorice el uso del agua para el consumo humano, que se aumente el presupuesto para el sector, que se reconozca al agua como sujeto de derecho y que se declare decenio de la protección de las zonas de recarga hídrica, entre otros.

La declaración fue firmada tras dos días de análisis y debates en el marco del encuentro que se realizó el 16 y 17 de marzo en el municipio potosino de Vitichi, al cual asistieron más de cien representantes de al menos 41 organizaciones e instituciones de la sociedad civil que son miembros y aliados de la Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático (PBFCC), institución que organizó el evento nacional en coordinación con el Gobierno Municipal de Vitichi.

En la primera jornada, los participantes  –entre los cuales se encontraban líderes y lideresas indígenas de tierras altas y bajas, campesinas, jóvenes y ambientalistas de los nueve departamentos del país- hicieron conocer la problemática que viven en sus regiones y territorios en torno al agua. El problema común que identificaron fue la sequía y la contaminación de ese recurso principalmente por la actividad minera.

El encuentro nacional se inició con una marcha que recorrió las principales calles de Vitichi.

“Alarmados porque la actividad se ha convertido en una preocupación nacional pues está afectando las vertientes, ríos, lagunas y lagos de todo el país, y ante la de necesidad de generar unidad para luchar de forma conjunta y articulada para defender la vida de los seres humanos y de los otros seres de nuestros ecosistemas”, señala una parte de la declaración.

En esta actividad están grandes intereses económicos y políticos, que gozan de protección desde las instancias gubernamentales que no regulan y asumen acciones que puedan frenar la contaminación por el crecimiento de la actividad minera en todos partes del país.

Además, “está vulnerando los derechos individuales y colectivos de los pueblos indígenas originarias, pero sobre todo de las mujeres indígenas y originarias que están amenazadas de muerte en algunos territorios”.

“Convocados por nuestra profunda preocupación por el agua y la vida, conscientes de que lo que nos une hoy es la defensa de la vida y el agua”, porque tenemos claro que defender el agua es defender la vida, nos hemos reunido con el objetivo de elaborar una agenda social del agua para trabajar de forma conjunta y en unidad”.

Los participantes manifestaron estar conscientes de que la problemática de la falta de agua está estrechamente relacionada con la deforestación y con el cambio climático, por ello lamentan que los problemas del uso y aprovechamiento de ese recurso aún no hayan sido resueltos como la ausencia de una institucionalidad participativa y regulatoria para todos los usos.

Por estas y otras razones que fueron expuestas durante los días del encuentro los participantes emitieron la declaración cuyos 26 puntos recogen sus demandas.

Cumpliendo el objetivo del evento nacional de construir una agenda del agua pactaron en realizar encuentros regionales en el altiplano, valles, Amazonía y Chaco/Chiquitanía, para continuar el análisis desde las experiencias y plantear acciones.

GRUPOS: Los más de 100 participantes trabajaron en tres grupos, donde analizaron diferentes problemáticas y alternativas de solución.

Por otra parte, manifestaron su disposición a sumarse a las luchas de los diferentes territorios en defensa del agua y la vida. Entre las cuales están: La lucha de las organizaciones sociales de Cochabamba por el respeto a la gestión social, comunitaria y autogestionaria del agua, del rio Pilcomayo, Antequera, Poopó.

Dieron su respaldo y apoyo a la lucha de los pueblos de Vitichi frente a la contaminación minera que les afecta desde hace décadas y está llevando a una reducción en su producción frutícola que a su vez repercute en la migración.

Los 26 puntos de la Declaración

  1. Promover la coordinación entre las diferentes entidades: públicas, privadas, sociales e instituciones de la sociedad civil para la defensa de los derechos individuales y colectivos, y garantizar el acceso, uso, cuidado y calidad del agua.
  2. Promover planes de gobernanza del agua en los diferentes niveles de gestión territorial, según normas y procedimientos propios para respeto en la gestión integral del agua, ejemplo forestación y reforestación
  3. Promover e incluir el “control social” en la normativas nacional, departamental y municipal como herramienta de gestión del agua que incluya el control y monitoreo de la cantidad y calidad de agua exigiendo el cumplimiento de las regulaciones ambientales.
  4. Garantizar el ejercicio de la consulta previa libre e informada de buena fe y de acuerdo a sus normas y procedimientos propios (protocolos), para el consentimiento de los pueblos indígenas originarios de toda actividad extractiva en sus territorios.
  5. Defender y proteger la gestión social comunitaria y autogestionada de las organizaciones sociales del agua y todas las formas de gestión del agua de las comunidades indígenas originarias campesinas.
  6. Solicitar un informe de empresas legales a la AJAM e impulsar la creación de una ley minera más estricta con análisis jurídico y que incluya la distribución de las regalías.
  7. Realizar un inventario de las fuentes de agua superficiales y subterráneas para la eficiente gestión del agua.
  8. Promover la formulación de planes de manejo de cuencas territoriales que incluya la participación de la sociedad civil por medio de directorios y comités de cuenca.
  9. Promover los conocimientos ancestrales junto con las nuevas tecnologías para el uso eficiente del agua, por ejemplo: riego tecnificado o cosecha de agua.
  10. Fomentar la implementación de planes de manejo de residuos sólidos y aguas residuales en los territorios.
  11. Trabajar la ley del agua sobre la base de la propuesta de ley marco agua para la vida donde se considere al agua como sujeto de derechos, con la adecuación de las otras normas existentes, construyendo alianzas, acuerdos y fortaleciendo a las organizaciones sociales para su acción unitaria y posibilitar su tratamiento y aprobación. A través de la conformación de un comité impulsor que ajuste y revise la normativa donde participen representantes de todas las organizaciones relacionadas al agua y elaborar un plan de incidencia.
  12. Reconocer el agua como un ser vivo y sujeto de derechos en sus diferentes condiciones en la naturaleza al ser parte de la madre tierra.
  13. Promover diálogos y compromisos para acuerdos recíprocos por el agua, para generar fondos propios que permitan la conservación de fuentes y zonas de recarga hídrica.
  14. Los datos científicos e investigaciones mencionan la probabilidad de que la sequía se prolongue 10 años, por lo tanto, se propone declarar el decenio de las zonas de recarga hídrica para la protección de las fuentes y zonas de recarga hídrica.
  15. Para la cosecha del agua revalorizar los saberes ancestrales para su aplicación en las comunidades junto con las tecnologías actuales
  16. Fortalecimiento de las organizaciones en su estructura orgánica en la perspectiva de tomar conciencia sobre la gestión de los recursos hídricos. y mayor articulación de las organizaciones sociales
  17. Exigimos a nuestras autoridades en todos los niveles territoriales el cumplimiento de compromisos y acciones del agua principalmente el incremento al presupuesto de medio ambiente en más del 1 %.
  18. No renunciamos a nuestra lucha por exigir a los países más desarrollados que cumplan con su responsabilidad histórica de reparar el daño que han causado para el calentamiento global, bajo el principio de responsabilidades comunes pero diferenciadas, por lo tanto, deben financiar la reparación de los daños y pérdidas causados en nuestros países, a través de transferencia de recursos, tecnología y conocimientos con mecanismos que permitan el acceso directo a las comunidades.
  19. Abrogar las leyes incendiarias para la gestión efectiva de cuencas, eliminando aquellas políticas que fomentan prácticas extractivas como la deforestación y la expansión agrícola descontrolada, promoviendo un marco legal para la conservación de ecosistemas, cuencas hidrográficas, alentando la protección de la vegetación y la biodiversidad que contribuyen a la regulación del ciclo del agua y la preservación de los recursos hídricos.
  20. Implementar normativas comunitarias a nivel territorial para la regulación de los usos del fuego.
  21. Interponer a partir de la sociedad civil acciones de cumplimiento de las normas, a los funcionarios y servidores públicos relacionados al medio ambiente y a la gestión del agua.
  22. Priorizar el acceso del agua para el consumo humano y para la vida antes que para los usos industriales.
  23. Sensibilizar y capacitar sobre el acuerdo de Escazú y otros acuerdos internacionales que garanticen los derechos de los defensores ambientales, comunidades, pueblos indígenas para la protección de sus territorios y recursos.
  24. Promover la investigación, sensibilización y socialización de prácticas eficientes para la gestión del agua desde los diferentes territorios, así también las normativas sobre los derechos y obligaciones relacionados con el agua.
  25. Nos sumamos a las luchas de los diferentes territorios en defensa del agua y la vida. La lucha de las organizaciones sociales de Cochabamba por el respeto a la gestión social, comunitaria y autogestionaria del agua, del rio Pilcomayo, Antequera, Poopo. Y especialmente nuestro respaldo y apoyo a la lucha de los pueblos de Vitichi frente a la contaminación minera.
  26. Como parte del proceso que se ha iniciado, realizar encuentros regionales en el altiplano, valles, amazonía y Chaco/Chiquitanía, para continuar el análisis desde las experiencias y realidades locales.

Lea la Declaración completa AQUÍ

Organizaciones que participaron en el evento y firmaron la declaración:

Las organizaciones e instituciones: Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB),  Bloque de Organizaciones Campesinas Indígenas del Norte Amazónico de Bolivia (BOCINAB), Fundación Paz y Desarrollo, Comunidad Originaria Kollasuyo, Pobladores de Vitichi, Nación Chichas CONACH W., Organización del Pueblo Indígena Mosetén OPIM, Asociación de Regantes La Paz, Ayllus de Calcha, territorio indígena originario ayllu Chontola, representantes de la Nación  Charkas Potosi, Comité de Defensa de Tierras Agrícolas del Agua y de la Madre Tierra (CODETAMT), Comunidad del Agua, Centro de Investigación y promoción del Campesinado – CIPCA Altiplano, Colectivo Salvaginas, Uru Uru  Team, Gobierno Autónomo Municipal de Vitichi, Plataforma Boliviana de Acción Frente al Cambio Climático (PBACC), Coordinadora Andina de Organizaciones Indígenas (CAOI), Centro de Estudios y Apoyo al Desarrollo Local (CEADL), Sociedad Cientifica de Estudiantes de Trabajo social UMSA SCTS, Inti Watana, Jach’a Suyu Pakajaqi de La Paz, Meliponario Ruta del Bosque-Irupana, LACUS, Surm Ajchi, Laboratorio de Permacultura en el Barrio San Antonio Villamontes, Asociación de Mujeres Afrobolivianas Cimaronas, Consejo Juvenil por la Madre Tierra – Tarija, Grupo de Apoyo Civil a la Policía Psicólogos (PSICOGACIP), Molle Grande, Asociación Amigos de la Tierra- ASAT, Asociación Nayra Pacha (ANAPA – Oruro), Colectivo Plurales, Comunidad Jupichaque Potosí, Central Indígena Chiquitana Amanecer Roboré (CICHAR), Red de Agricultura Urbana Cochabamba RAUC, Movimiento Propacha, Asociación Inti Illimani, Instituto Para el Desarrollo Rural de Sudamérica IPDRS, Organización de Inquilinos de Cochabamba – OINCO, Plataforma Boliviana Frente el Cambio Climático (PBFCC), Red Polinizar, Red Nacional en Defensa de la Madre Tierra RENAMAT, Asociación Integral de Producción Orgánica Peñas AIPOP – Oruro, Red Chimpu Warmi, Central Única de Mujeres Campesinas de Yacuiba, Coroma Potosí, Semilleros de Jóvenes 1.0, Programa Urbano de UNITAS Potosí, Consejo de Jóvenes de Jach’a Suyu Pakajaqi La Paz, Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu CONAMAQ orgánico, Colectivo Wasi Pacha Oruro.

Comparte este contenido:
Suscribirse
Avísame si
guest

0 Comments
Inline Feedbacks
View all comments
0
Would love your thoughts, please comment.x