Líderes del TIPNIS denunciaron al Gobierno ante Tribunal Internacional

Marqueza Teco y Fabián Gil, dirigentes del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS) se encuentran en Bonn, Alemania, para denunciar el Gobierno boliviano ante el Tribunal Internacional Ético de los Derechos de la Naturaleza, realizado por organizaciones sociales de todo el mundo, en el marco de la COP 23 que tiene lugar en esa ciudad. La sentencia del Tribunal será presentada mañana 9 de noviembre a las 10 horas de Bolivia. Se prevé que esta instancia dictamine el envío de una comisión internacional a recorrer el territorio y entrevistarse con los actores involucrados, así como las posibles víctimas del mal llamado “desarrollo”.  

tipnis1

El Tribunal está integrado por Tom BK Goldtooth, quien también es su presidente; Cormac Cullinan, director del Instituto Wild Law Institute de Sudáfrica; Osprey Orielle Lake, de Women’s Earth & Climate Action Network de Estados Unidos; Alberto Acosta, expresidente de la Asamblea Nacional Constituyente de Ecuador; Shannon Biggs, del Movement Rights de Estados Unidos; Simona Fraudatario, del Tribunal Permanente de los Pueblos de Italia; y Fernando “Pino” Solanas, senador de Buenos Aires, Argentina. Esta es su 4ª sesión.

Martín Vilela acompaña a la comisión del TIPNIS, como integrante del Movimiento Justicia Climática de Bolivia. “El Tribunal está conformado por varias personalidades en términos ambientales. En la Cumbre de los Pueblos realizada en Tiquipaya, en 2010, como iniciativa del Gobierno de Bolivia, en el marco de la Declaración Universal de Derechos de la Madre Tierra conforman este Tribunal para promover el respeto, la aplicación y el ejercicio de los derechos de la naturaleza”, afirmó en una entrevista con Radio Francia Internacional (RFI).

Vilela sostuvo que la comisión del TIPNIS vino para denunciar al gobierno de Evo Morales. “Desde 2007, el Gobierno está tratando de impulsar la construcción de la carretera que va a atravesar el parque. Esto va a significar un daño enorme a la naturaleza en el área, porque va a atravesar su parte núcleo. No va a pasar por donde está la mayor parte de las comunidades indígenas que deberían beneficiarse de una obra de tal magnitud. El motivo principal para construir esta carretera es el acceso a los recursos naturales, que vinculado a la gran industria ganadera, la expansión de la frontera agrícola, son muchos intereses. También, el Gobierno ha abierto e impulsado una legislación que abre todos los parques nacionales a la explotación hidrocarburífera. La construcción de esta carretera significaría una grave vulneración de los derechos de la Madre Tierra, una vulneración a los derechos de los pueblos indígenas, que no son consultados y viven un momento álgido de confrontación con esta política gubernamental”, dijo.

“El TIPNIS es reconocido como un Territorio Comunitario de Origen (TCO), la propia Constitución da a las comunidades la potestad de hacer gestión de esos recursos. Las comunidades indígenas, en este caso de los pueblos Yuracaré, Chimán y Mojeño Trinitario, son quienes hacen una gestión armónica de los recursos y no sobreexplotan el área”, afirmó Vilela.

“Lo paradójico de todo este caso es que el propio gobierno de Morales impulsa la Declaración de los Derechos de la Madre Tierra. La lógica de desarrollo del Gobierno de Bolivia va en contraposición a todos sus planteamientos. En la práctica, se está generando un marco de Seguridad Jurídica para inversiones extranjeras y privadas, que impactan en el medio ambiente de manera irreversible en muchos casos, además de vulnerar los derechos de la población en beneficio de una pequeña elite”, aseguró.

Por su parte, Marqueza Teco indicó en el programa “Las Voces del Mundo”, de RFI, que “nosotros siempre decimos de este Gobierno se dice indígena, pero había sido violador de los derechos de los indígenas para beneficiar a los colonizadores y a los cocaleros”.

Sobre el fallo que se conocerá mañana, doña Marqueza se mostró esperanzada de que sea “favorable para la protección de los derechos de la Madre Tierra. Eso nosotros esperamos, como dirigentes y líderes que estamos aquí presentes en Bonn”.

El Tribunal terminó de sesionar hoy, tras escuchar varios casos de vulneraciones de derechos en poblaciones indígenas de la Amazonía. Los casos se relacionan a los impactos del extractivismo en regiones de Ecuador, Guayana, Brasil y Bolivia, con lo que pasa en el TIPNIS. “El Tribunal ha condenado al sistema capitalista en sus declaraciones de cierre. Sostuvieron que este sistema solamente busca el lucro y acaba empobreciendo a millones y destruye totalmente a la Madre Tierra. El Tribunal ha condenado a los Estados, que permiten que sean las empresas quienes tomen las decisiones a su gana en los territorios para hacer lucro. Alberto Acosta dijo en su discurso final, aunque no ha salido aún el fallo, que el Tribunal debería exigir medidas cautelares para la Amazonía, también hacer una comisión para ir a visitar los lugares de los casos. Eso es algo bueno. Los discursos al final han mostrado mucha solidaridad con los casos, también mucho repudio a este sistema que destruye al planeta”, informaron desde el Movimiento Justicia Climática de Bolivia.

(Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático)

The secret of any online business is web hosting. Select the best hosting service reading offered by justhost.
Free Joomla Templates designed by Joomla Hosting