Mujeres indígenas de Bolivia: “No estamos solas”

Las líderes indígenas más destacadas de Bolivia se reunieron en la ciudad de Cochabamba para consensuar una agenda conjunta entre diferentes organizaciones, tanto de tierras altas como de tierras bajas. Preparan informes para presentar ante organismos internacionales, a la vez que cuidan sus hogares y sus territorios acosados por megaobras, divisionismo orgánico, presiones gubernamentales y la compra-venta de dirigentes que de un día a otro se vuelven defensores del falso progreso y de la destrucción de las casas grandes. Asimismo, hicieron notar que los hombres en la dirigencia de organizaciones son quienes pactan con funcionarios del Gobierno y con empresas transnacionales para permitir la destrucción de territorios indígenas y áreas protegidas, y así dar cabida a insanos megaproyectos.

Alianza2

“Las hermanas reunidas acá, de diferentes territorios, como las zonas de El Bala, El Chepete, Rositas, Pilón Lajas, estamos dialogando preocupadas, porque mucha es la destrucción, también quieren poner represas en cada territorio. Eso no nos sirve a nosotros, solo sirve para la destrucción de la Madre Tierra y de la naturaleza. Ahora las hermanas van a llevar a sus comunidades el mensaje de que no estamos solas”, dijo Marqueza Teco, presidenta de la organización de Mujeres del Territorio Indígena Parque Nacional Isiboro Sécure (TIPNIS).


Visita a Bolivia del Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza

“En nuestras comunidades estamos sufriendo, porque quieren hacer la carretera a través del corazón del TIPNIS. Pero siempre vamos a estar en resistencia las mujeres, los ranchitos, las comunidades. Por lo tanto, pedimos que el Estado deje de atropellarnos, que deje de discriminarnos a las mujeres, porque hoy día no se cumple la Constitución Política del Estado, hasta ahora no se cumplen los derechos de los pueblos indígenas. Por eso acá reunidas nos informamos sobre nuestros derechos, analizamos cómo vamos a defendernos… porque nosotras, a pesar de no haber podido estudiar, igual sabemos defendernos”, afirmó doña Marqueza.

En los próximos meses, se espera la visita a Bolivia del Tribunal Internacional de los Derechos de la Naturaleza. Esta instancia de carácter ético fue creada en el marco de la Cumbre Mundial de los Pueblos contra el Cambio Climático realizada en 2010 también en Cochabamba, con el apoyo del Gobierno nacional. “Como el mismo Gobierno firmó una ley para defender a la Madre Tierra, nosotras como mujeres hemos invitado al Tribunal a venir a Bolivia para que vea cómo vivimos, cómo se está destruyendo a la Madre Tierra, a la Naturaleza, cómo se está dañando a quienes vivimos dentro del territorio”, aseguró doña Marqueza. Las y los integrantes de esta instancia internacional dijeron el año pasado que sí, que aceptaban la invitación al TIPNIS, y actualmente se estarían ultimando detalles organizativos para el viaje.

“Quiero pedirle al Estado que pare el avasallamiento en el TIPNIS. Y decirle que si quiere carretera, pues que acomode la carretera de La Paz a Cochabamba y Santa Cruz, también de Santa Cruz a Trinidad, porque el camino está todo feísimo. También de Trinidad a San Borja… eso primero que arregle, que haga bien bonito como debe ser”, aconsejó la dirigenta.


Miriam Pariamo, vicepresidenta de la CNAMIB: “Las mujeres estamos firmes”

“Creo que fue un trabajo muy fructífero, porque las señoras de las TCO, de los pueblos indígenas y las hermanas de tierras altas han estado presentes y se ha hecho un trabajo conjunto, donde hemos analizado las problemáticas que estamos enfrentando en diferentes pueblos y en diferentes territorios por las mega represas, por las empresas madereras, las mineras y todos los conflictos que están pasando”, indicó doña Miriam al finalizar el encuentro, que transcurrió el 11 y 12 de abril pasados.

“Las mujeres seguimos realmente firmes, defendiendo los territorios frente a los proyectos hidroeléctricos de El Bala-El Chepete y también de Rositas, pero lamentablemente nuestras autoridades de las organizaciones indígenas están de acuerdo con las autoridades del Gobierno… Pero las autoridades varones hacen eso, porque las mujeres nunca vamos a hincarnos de rodillas, porque como mujeres, como madres, necesitamos de la biodiversidad para el futuro de nuestros hijos, nuestros nietos y ¿por qué no decirlo? Del mundo entero”, agregó la mujer del pueblo Uchupiamona, que sería afectado por la mega represa amazónica.


Ena Taborga, del pueblo Guaraní: “Alianzas para seguir resistiendo”

En 2015, la CEDAW (la Convención contra la Discriminación a las Mujeres) formuló una serie de recomendaciones al Gobierno boliviano, muchas de ellas dirigidas al respeto a los derechos de las mujeres indígenas. Este documento de la CEDAW fue elaborado a partir de datos suministrados por la Confederación Nacional de Mujeres Indígenas de Bolivia (CNAMIB) en su informe sombra, presentado a esta instancia de las Naciones Unidas.

El próximo año, el gobierno del Estado Plurinacional debe rendir cuentas ante este organismo y debe decir en qué medida hizo caso a las mencionadas recomendaciones. Para ello, también la CNAMIB está realizando su informe para indicar cuánto escuchó a la CEDAW el presidente Evo Morales. “En estos días de trabajo conjunto hemos avanzado en los informes de vulneración de derechos, de casos concretos que se viven en los territorios. En el caso de Rositas, también se está considerando hacer una presentación por la vulneración de nuestros derechos”, indicó doña Ena, que vive en la comunidad Tatarenda Nuevo, próxima a ser inundada si avanza el proyecto hidroeléctrico.

“También hemos analizado lo que está sucediendo en la mayoría de las organizaciones de tierras altas y tierras bajas, hemos debatido sobre la cooptación de los máximos dirigentes, que no están respondiendo a los lineamientos de sus pueblos indígenas, por quienes han sido puestos en la dirigencia. En vez de defender a sus pueblos y territorios, están negociando los derechos, los recursos naturales… Eso no está bien. Vamos a tratar de reforzar nuestras organizaciones en nuestras bases, en nuestros territorios. Donde estamos siendo amenazados con proyectos extractivistas, vamos a hacer resistencia desde nuestras comunidades, en alianza con las hermanas de las áreas urbanas, con los diferentes colectivos, plataformas, instituciones que hay pocas ya, porque también están siendo observadas. Estamos logrando ese tipo de alianzas para seguir resistiendo a estos megaproyectos y todo lo que está sucediendo con la vulneración de derechos en nuestro Estado Plurinacional”, sostuvo doña Ena.


Mama Eduarda Mamani, ayllu Phanacachi, de las Nación Charkas del norte de Potosí: “Seguir luchando”

“En mi ayllu estamos afectados por ríos que pasan contaminados por las mineras. Los huertos están afectados. Estamos tomando conciencia de que tenemos que proteger nuestro ayllu si viene una empresa. Tenemos que conocer nuestras leyes internacionales que nos dicen que los pueblos indígenas originarios campesinos tienen derecho a exigir a los gobiernos que haya la Consulta Previa, Libre, Informada y con Consentimiento”, expresó mama Eduarda en esta reunión de la Alianza de Mujeres Indígenas de Bolivia, conformada por la CNAMIB, el Consejo de Mama T’allas del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ) y la Red de Mujeres en Defensa de la Madre Tierra.

“Tenemos que seguir las mujeres luchando para proteger a nuestro medio ambiente, para proteger a nuestros recursos naturales, también para proteger a nuestras semillas nativas, por eso es muy importante la lucha”, advirtió.

(Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático / Coordinadora de Defensa de los Territorios)

The secret of any online business is web hosting. Select the best hosting service reading offered by justhost.
Free Joomla Templates designed by Joomla Hosting