Los 21 años del CONAMAQ, "sin pena ni gloria"

En los últimos cuatro años, la participación de los pueblos indígenas originarios en la vida social, política y económica del Estado Plurinacional de Bolivia fue en franco retroceso, debido a la injerencia político-partidaria en la estructura orgánica de representación nacional de los pueblos de tierras altas constituidas en los territorios ancestrales de los ayllus, markas y suyus.

ConamaqNuevo

 

 

 

Este 22 de marzo, se celebró un nuevo aniversario del Consejo Nacional de Ayllus y Markas del Qullasuyu (CONAMAQ) que aglutina a 16 Suyus de los departamentos de La Paz, Oruro, Potosí y Chuquisaca. En su cumpleaños 21 del CONAMAQ, se advirtió que esa organización indígena se subsume en el olvido, consternación y la perplejidad de sus autoridades originarias que cada vez más se alejan de su compromiso propositivo de promover los procesos de reconstitución de las naciones y pueblos indígenas con pleno ejercicio del autogobierno paritario y autonomía originaria. Esa reconstitución que debe estar acompañada por su autodeterminación, defensa del territorio y, sobre todo, defensa de sus derechos colectivos e individuales, buscando la igualdad y la inclusión social en todos los ámbitos.

Cabe recordar que el CONAMAQ, como la máxima instancia de representación de los pueblos indígenas originarios de tierras altas de Bolivia, tiene la “misión” de reconstituir los ayllus, markas y suyus del territorio ancestral denominado Qullasuyu. Sin embargo, lejos de impulsar estos procesos y consolidar orgánica y políticamente el gobierno originario, sus representantes se mimetizaron en el entorno gubernamental, olvidándose de los objetivos centrales de transformar la lucha reivindicativa para lograr la visión cósmica del Sumaj Qamaña como horizonte descolonizador de los pueblos originarios.

La fecha memorable de supuesta emancipación del CONAMAQ fue celebrada en distintos espacios oficiales y no oficiales, debido a que existen paralelismos en la representación “orgánica” del Consejo de Gobierno originario. Por un lado, los tata apus afines al MAS, entronizados en el poder desde el 14 de enero de 2014, realizaron su acto alegórico en la localidad de Challapata, lugar donde se constituyó legal y legítimamente el CONAMAQ. Por otro lado, los llamados CONAMAQ Orgánico también celebraron su aniversario en el Ayllu Chuñavi de la provincia Los Andes, con un pequeño acto que concluyó en la consagración de nuevas autoridades originarias. Para variar, existe una tercera fracción de esta organización que se autoconvocó para un Tantachawi (reunión) el 5 y 6 de mayo en la ciudad de El Alto, con objetivos poco claros y nada transparentes.

Como se advierte, al interior de los ayllus, markas y suyus del CONAMAQ, existe una alarmante desintegración de los pueblos originarios producto del control absoluto por parte de las autoridades gubernamentales hacia las organizaciones sociales que conforman el “pacto de unidad”, que en vez de consolidar un nuevo modelo civilizatorio, plurinacional e intercultural, están llevando al abismo la reserva moral que en otrora se concebía como un principio ético que integraba utopías y proyectos sociales en armonía con la comunidad de vida.

Esta desestructuración y actuación marginal del CONAMAQ hizo que los grupos dominantes mantengan sus espacios de poder, impidiendo las oportunidades de participación y de cambio autodirigido de los pueblos indígenas. Actualmente, este sector vive una crisis moral y orgánica porque las personas que la dirigen avalaron un conjunto de leyes y reformas legales que afectan a los pueblos indígenas originarios, en particular, priorizando una visión economicista desde la lógica patriarcal y naturalizando el discurso de los vencedores frente a los vencidos.

El proceso de reconstitución del gobierno originario de tierras altas iniciado en 1993 y consolidado en 1997, estableció la forma de elección y renovación de sus consejos respetando el thakhi (camino) y muyu (turno-rotación), siendo sus instancias máximas de decisión el Mara Tantachawi y el Jach’a Tantachawi. En este último espacio, se elige y consagra a nuevas autoridades del Consejo de Gobierno por un periodo de gestión de 2 años improrrogable. No obstante, estos principios básicos del sistema de gobierno originario con independencia política, fueron desplegados porque sus jiliris (mayores) optaron por entrar en sintonía con autoridades nacionales, quienes actualmente modulan su forma de pensar, actuar, creer, ver y razonar.

Paradójicamente, en un momento en el que los derechos de los pueblos indígenas fueron constitucionalizados, revalorizando la existencia pre-colonial para el ejercicio pleno del autogobierno y autonomía originaria, el gobierno boliviano, autodenominado indígena, se encargó de vulnerar esos derechos, dejando cada vez más desamparadas a las poblaciones indígenas que hoy buscan alternativas al modelo de desarrollo extractivista para lograr su subsistencia en medio de una economía capitalista de libre mercado.

Los sesgos unívocos impuestos por la visión gubernamental sobre las cosmovisiones de los pueblos indígenas originarios, no puede ni debe ser interpretada como inferioridades, sino más bien debe respetar sus procesos históricos de expresión cultural, política, identidad social y dignidad como seres humanos, en el marco de los valores ancestrales que se mantienen en la actualidad y que son reconocidos en nuestra Constitución.

Desde la Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático, deseamos éxitos en su gestión al nuevo Consejo del CONAMAQ, liderado por tata Cristóbal Huanca, asimismo esperamos que tengan la fortaleza necesaria para sortear estos obstáculos que desde hace años aquejan a la organización de las Tierras Altas. Porque si el CONAMAQ se acerca a cumplir sus metas, planteadas en su conformación, será beneficiado el Estado Plurinacional y la Madre Tierra.

(Por Mario Laura, de la Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático)

The secret of any online business is web hosting. Select the best hosting service reading offered by justhost.
Free Joomla Templates designed by Joomla Hosting