¿Sabemos realmente cómo se producen nuestros alimentos?

“Producción de alimentos ¿Sabes qué hay detrás?”, es el título de una serie de encuentros organizados por la sociedad civil en La Paz, Cochabamba y Santa Cruz, con la participación de expositores internacionales, así como organizaciones indígenas campesinas de Bolivia. Entre el 16 y el 20 de octubre, debatieron sobre biotecnología, transgénicos, semillas y modelos productivos. Asimismo, las organizaciones consensuaron coordinar acciones conjuntas en defensa de los territorios y las semillas.

Feria1

Pablo Galeano, de Amigos de la Tierra Uruguay, fue uno de los expositores invitados, junto a otros especialistas venidos de Colombia, México y Brasil. En el II Encuentro Internacional de Semillas y Agrobiodiversidad, realizado en Cochabamba, “mostré con los datos de Uruguay la falsedad del discurso que hay alrededor de los cultivos transgénicos: que van a ayudar a combatir el hambre, que van a contaminar menos, que van a producir más. Después de 20 años en Uruguay, ninguna de esas promesas se ha cumplido. Sí ha hecho mucha plata la gente que planta soja, pero se genera mucha contaminación y la plata queda en pocas manos, además que se va para el exterior”, comentó.

“Para la sociedad uruguaya no ha sido un buen negocio el cultivo de soja, mucho menos el maíz. Hemos hecho estudios en Uruguay que demuestran que el maíz transgénico se cruza con el maíz no transgénico, que viene de la semilla criolla. En Uruguay tenemos ocho razas de maíz, que siempre los campesinos han adaptado a sus culturas, a sus necesidades. Pero ahora están contaminados con transgenes. La legislación uruguaya sobre este tema consiste en un decreto presidencial, según el cual el Estado va a promover una ‘coexistencia regulada’, que es un término retórico muy bonito, pero es un término retórico. Al llevar a la práctica esta coexistencia regulada, las organizaciones salimos a medir si había contaminación o no, porque el Estado es totalmente pasivo en ese tema. Una vez que hemos tenido los datos y los entregamos al Estado, no nos han dado respuesta”, contó Galeano.

“Tenía mucho interés en venir acá a Bolivia, porque sé que Uruguay es usado como ejemplo por los sojeros de Santa Cruz de lo bien que puede ir a un país si se beneficia de la biotecnología. Pero eso puede beneficiar a unos pocos, porque la percepción que tiene la población uruguaya sobre el negocio sojero es una percepción muy negativa. Mucha gente está moviéndose para que ya no se pueda plantar soja transgénica en Uruguay. Además, las empresas tienen unas usinas de generación de información muy fuertes, que se disfrazan de fundaciones, que quieren explicar a la población de qué se trata la biotecnología, pero en realidad son agencias de las propias empresas. El poder económico siempre tiene mucha influencia y ejerce mucha presión sobre los gobiernos”, evidenció el especialista uruguayo.

“En Bolivia, me reconforta mucho ver tanta población indígena en el territorio, haciendo agricultura. Es un tesoro que tenemos que cuidar muchísimo. Uno le puede reclamar al Gobierno políticas públicas, puede haber leyes muy bonitas, pero si no hay gente en el territorio con su cultura propia, cuya meta no sea solo ser un gran capitalista, va a ser difícil provocar cambios que beneficien a todos. Lastimosamente, desde los gobiernos progresistas la propuesta para los pequeños productores es transformarse en productores económicamente exitosos. Y eso es para unos pocos. Para que eso ocurra mucho tiene que salir de la tierra. Ver que aquí todavía hay tejido social de gente que todavía está en el territorio, es algo que ustedes deben valorar y potenciar”, concluyó.


Contra la privatización de las semillas

Antonio Sanjinés integra la Unidad de Agroecología de Probioma, una de las organizaciones de la sociedad civil que organizó estos encuentros. “Se trata de una actividad nacional repartida en tres ciudades importantes del país: La Paz, Cochabamba y Santa Cruz. El título de todo este evento es: ‘La producción de alimentos ¿Sabes qué está detrás de esto?’. Lo realizamos en el contexto del Día Internacional de la Alimentación, promovido por la ONU en el sentido de la importancia que debemos dar a la alimentación de todos. Conseguimos los alimentos en el mercado, pero no pensamos en qué hay detrás de todo eso, cómo se producen. Para ello, contamos con la participación de varios expertos internacionales que han mostrado sus experiencias sobre la producción de alimentos. Vemos muchos problemas comunes en el modelo de producción que impera en países de América latina”, dijo Sanjinés.

“Uno de los problemas comunes está en el uso de agroquímicos en la producción de alimentos. Otro elemento identificado es la tendencia a la privatización de las semillas, que son un bien común. Pero hay grandes empresas con mucho poder económico que influyen en el poder político para generar normas que dan derecho de propiedad sobre las semillas. Es un terrible riesgo para la humanidad que dependamos de unas cuantas empresas, porque las semillas son lo más fundamental en la cadena de la producción de alimentos. La semilla es poder, sin semilla no hay alimentos”, enfatizó el técnico de Probioma.

“Otro tema importante que se ha discutido son los impactos de los transgénicos en la salud, porque no solo se benefician estas empresa vendiendo sus agroquímicos, que no desaparecen del medio ambiente, se van acumulando en nuestros cuerpos, en organismos de animales y plantas. Hoy tenemos un ambiente más tóxico que antes. Eso genera crecimiento de enfermedades que antes eran raras, como el cáncer, que era una enfermedad bastante rara, que daba a muy poca gente. Y de repente se ha disparado, es una enfermedad muy común que se está viendo y cuyo tratamiento es muy caro sobre todo. Es muy difícil poder llevar adelante los gastos necesarios, por ello mucha gente muere al no tener dinero suficiente para curarse”, indicó Sanjinés.

El II Encuentro Internacional de Semillas y Agrobiodiversidad incluyó la realización de una Feria Agroecológica desde la mañana hasta el mediodía del miércoles 18 en la plaza De La Torre, de Cochabamba. Participaron delegaciones de La Paz, Oruro, la región del Chaco, además del departamento anfitrión. Expusieron e intercambiaron semillas. Por la tarde regresaron a la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad Mayor de San Simón (UMSS), donde transcurrió esta reunión en el marco de la actividad nacional. Allí redactaron sus conclusiones, que ayudarán “a realizar alianzas mucho más grandes para la resistencia de la sociedad civil, junto con los consumidores”, agregó Sanjinéz. Los organizadores del encuentro aseguraron que en los próximos días la pondrán en circulación.


Llover o no llover

“Creo que habría que seguir repitiendo encuentros de este tipo, enfatizando en el intercambio de semillas. En las conclusiones se ha visto una gran riqueza, aportes, iniciativas, algunas visiones de cómo se puede construir redes de semillas”, indicó Juan Cayoja, director de Jaraña.

“Como institución estamos recuperando semillas nativas de la zona, estamos produciendo en diferentes parcelas conjuntamente con los productores. Recientemente ya hemos sembrado. Al inicio había una incertidumbre porque empezó a llover en septiembre. Si en octubre o noviembre no llovía, los cultivos se iban a secar. Con suerte, ayer mismo estaba lloviendo, desde septiembre hasta ahora ha habido una regularidad en las lluvias. Esto casi casi garantizaría un buen año, a excepción de que hubiera un frío en la época de floración, que es generalmente entre primeros meses del siguiente año”, comentó Cayoja.

“Producción de alimentos ¿Sabes qué hay detrás?”, concluyó hoy en la ciudad de Santa Cruz, con el “Encuentro Internacional sobre el Modelo Actual de Producción de Alimentos. Impactos y Alternativas”. Había comenzado el 16 de octubre pasado en la ciudad de La Paz, con el Simposio: “el Modelo Actual de Producción de Alimentos. Impactos y Alternativas”.

Estos encuentros fueron organizados por varias organizaciones de la sociedad civil, entre las que se cuentan Probioma, el Centro de Comunicación y Desarrollo Andino (CENDA), el Centro de Documentación e Información Bolivia (CEDIB), el Centro de Investigación y Promoción del Campesinado (CIPCA), y tuvo el apoyo de la Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático.

(Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático)  

The secret of any online business is web hosting. Select the best hosting service reading offered by justhost.
Free Joomla Templates designed by Joomla Hosting