Hidroeléctrica amenaza a comunidades por donde pasó la guerrilla del Che

Dicen que la memoria es selectiva, será por eso que los actos para conmemorar la guerrilla de Ernesto Che Guevara en Bolivia se centran en Vallegrande y en La Higuera. Otras regiones que recopilan parte importante de esta historia, los sitios de batallas, los recuerdos que las y los comunarios aún albergan, son injustamente omitidos de los programas de las actividades que en todos los octubres se desarrollan en este municipio. Y si una de las zonas con más recuerdos de la guerrilla debe ser inundada para construir la hidroeléctrica de Rositas, tanto mejor le viene la omisión y el olvido voluntario a los gobernantes de turno.

Rositas1

 

 

Se trata de comunidades como Vado del Yeso, Arenales, La Junta, Yajopampa; por donde pasó una de las dos columnas de la guerrilla del Che. Los revolucionarios emboscados y diezmados cruzando el río en Vado del Yeso, en agosto de 1967, tenían entre sus líderes a Tamara Bunke, alias Tania, la única mujer integrante del grupo armado que intentó instaurar la revolución comunista en la Bolivia de fines de los ’60. Aquí, el 5 de octubre pasado fue descubierta por las comunidades una placa conmemorativa de la guerrilla guevarista.

Desde hace años, quienes viven por estos lares dedican cada 8 y el 9 de octubre a recordar en soledad esos días tan aciagos e instructivos para quienes aspiran a activar algún día la revolución social. Esa revolución que traiga los cambios indispensables, que trastoque los valores individualistas, egoístas y desentendidos por el prójimo que hoy campean gracias al trabajo incesante de las empresas que sostienen al sistema capitalista.

En estas comunidades reconocen que se sienten raleados (ellos dicen “discriminados”) porque nunca ninguna autoridad local ni nacional mira  y menos se acerca a estos territorios cargados de historia guerrillera y bellezas que cautivarían a cualquier turista.

Adhemar Rojas Zabala es comunario de Yajopampa. “Estamos aquí haciendo recuerdo de la Tania. Ella ha estado por acá, ha participado de la guerrilla. Aquí en Vado del Yeso, junto al Río Grande ella fue muerta. Nos hemos organizado para hacer este acto importantísimo, porque es fundamental recordar lo que ha ocurrido acá. También analizamos otros temas, porque sabemos que el Gobierno siempre habla de su proyecto de hacer represas. Ojalá el Gobierno entienda y recapacite, porque nosotros no estamos de acuerdo. Nosotros hemos propuesto que se haga la represa, pero en otro lugar, donde menos afectación haya”, comentó.

“Si se construye la represa de Rositas la afectación va a ser terrible. Más de 500 familias vamos a quedar bajo el agua. Nuestro sacrificio, nuestras vidas van a quedar bajo el agua. Yo tengo 45 años, siempre he vivido aquí. Hemos sufrido para instalarnos aquí, ahora tenemos mejores condiciones para poder mejorar. No sabemos qué vamos a hacer si nos inundan, eso es grave. Estamos unidos en ese sentido, porque en ninguna de las 12 comunidades afectadas por esta represa estamos de acuerdo con su construcción”, agregó don Adhemar.

El acto conmemorativo en Vado del Yeso incluyó la remembranza de lo que sucedió en esos días, algunos guitarrearon coplas para Tania, hubo danza vallegrandina y carteles pidiendo que no sean tapadas por el agua estas comunidades.

Allí estuvo presente Crisóstomo Cabrera, capitán de la comunidad La Junta, por la zona de Ñancahuazú. “Hay que seguir adelante recordando más historias de la guerrilla integrada por Tania y el Che. Esos hechos nos han dejado muchas experiencias, muchas historias que debemos tener en la mente”, consideró.

“Debemos analizar también cuál es el futuro de estas tierras. Este lugar es para nuestros hijos que están aquí, pero será afectado si construyen la hidroeléctrica de Rositas. Vado del Yeso, La Junta, todas las comunidades que están a orillas del Río Grande serán afectadas. Sentimos de parte del Gobierno mucha discriminación hacia los pueblos indígenas, porque más prefiere a los extranjeros que a los bolivianos. Por esta razón estamos tratando de unirnos entre las comunidades afectadas. Ya nos hemos acostumbrado a este lugar. Todos los años, los aniversarios los festejamos las comunidades juntas, como ahora”, explicó Cabrera.


Un justo homenaje

“Hoy día nos hemos reunido por el 50 aniversario de la muerte del Che, pero lamentablemente para nosotros las actividades se centran en Vallegrande y en La Higuera. Aquí también estamos en Vallegrande, aquí han sido las batallas más sangrientas de esta guerrilla. Aquí han muerto varios guerrilleros y hartos del Ejército boliviano. Pero nadie nos nombra a Vado del Yeso, tampoco a Ñancahuazú, aunque en el diario del Che se hablaba de esta batalla que todo el mundo conoce, pero nadie sabe dónde está: al frente de Vado del Yeso. Queremos el año que viene hacer una conmemoración más grande. Queremos que tal vez el Concejo del municipio de Vallegrande nos colabore para hacer actividades aquí. Pero a nosotros nos hacen al lado. Tenemos un lugar turístico muy bonito, tenemos una historia que contar de la guerrilla, hay personas que aún viven y que han vivido la guerrilla aquí”, expresó don Francisco Mojica, también de Vado del Yeso.

Don Telésforo Guzmán Sanabria, de Lajas Toco, recordó: “Yo estaba muchacho en ese tiempo, pero me acuerdo de los militares que andaban por esta zona. Escuché de combates que hubo en Arenales, en Yasopampa, en Vado del Yeso, donde han caído tanto guerrilleros como soldados bolivianos. Este es un justo homenaje, porque Tania tenía los ideales de luchar por la libertad, por sacarnos de la opresión que en ese tiempo se vivía. Nos ha dejado un legado importante. Ojalá lo sigamos incentivando más y más, que nos tomen en cuenta nuestras autoridades, porque esta es la ruta de Tania, del Che”.

“Hablan de La Higuera, de Pucará, de la Quebrada del Churo, pero hasta ahorita no se han acordado de esta zona. Aquí donde estamos va a quedar inundado. Pedimos a las autoridades nacionales que no maten la ruta de Tania y el Che, que no nos maten a nosotros. Hemos vivido toda nuestra vida aquí, estamos mayores. Va a ser difícil salir a otro lado, poder adaptarnos a otro ambiente. Nosotros no estamos de acuerdo con esta represa”, dijo don Telésforo.

“Se están violando nuestros derechos como ciudadanos bolivianos. No hay información clara sobre este proyecto, nos tienen con mentiras. Nos han hablado de los beneficios, pero nunca han hablado de la afectación, de los perjuicios que trae. Sabemos que para hacer un proyecto de esta magnitud, lo primero por hacer es la Consulta Previa”, se quejó don Guzmán.

Uno es su historia. Para las 12 comunidades por donde pasó la guerrilla de Tania y el Che, al lado del Río Grande, abandonar sus casas para dar paso a 45 mil hectáreas de inundación, significa dejar bajo el agua todo lo que son.  Teódulo García, de Arenales  dijo: “Hemos venido aquí para conmemorar los 50 años del fallecimiento de Tania en el Río Grande. También queremos mostrar que el Gobierno quiere hacer aquí una hidroeléctrica y taparnos con agua. Esta zona es bien productiva, nosotros no estamos de acuerdo con ese proyecto. No vamos  salir de nuestras comunidades, daremos nuestras vidas por defender nuestros territorios”.

(Plataforma Boliviana Frente al Cambio Climático)

The secret of any online business is web hosting. Select the best hosting service reading offered by justhost.
Free Joomla Templates designed by Joomla Hosting